| Trabajo de la Asociación Políticas Públicas

Un informe prueba la relación entre la crisis económica y el aumento de homicidios

El trabajo sostiene que hay una correlación en el robo con uso de armas y los homicidios. También que el plan de desarme ayudó a bajar la cantidad de suicidios.

El pico de homicidios se registró en 2002.

El pico de homicidios se registró en 2002.

En la Argentina hubo 51.260 homicidios entre 1997 y 2012, de acuerdo con el trabajo titulado “Homicidios y Suicidios en Argentina”, realizado por la Asociación Políticas Públicas a partir de bases de datos del Ministerio de Salud de la Nación. El trabajo sostiene que hay una correlación entres los homicidios y las crisis económicas.

En el informe elaborado por Diego Fleitas se brindan estadísticas detalladas sobre los alcances y evolución de homicidios y suicidios en el país y por provincias de 1997 hasta el año 2012.

“Dentro de los hallazgos son de resaltar que 51.260 homicidios ocurrieron en Argentina en dicho período, y en 2012  hubo 2.888 casos, con una tasa de 7,2 cada 100.000 habitantes”, dice el informe.

Los homicidios aumentaron un 3,4% del 2011 al 2012. A su vez, se produjeron 46.516  suicidios de 1997 al 2012, en este último año ocurrieron 3.342 casos, con una tasa de 8,3 cada 100.000 habitantes. Los suicidios se incrementaron un 12% el 2011 al 2012, y un 49% de 1997 al 2012.

Según el informe, el pico de homicidios se produjo en 2002, cuando hubo 4630 casos y baja a 2669 en 2006, cuando se registra la cifra más baja de los últimos años. Luego vuelve a subir a 2935 en 2009, con una nueva crisis económica. Baja otra vez a 2760 en 2010 y sube en los dos años siguientes: 2794 en 2011 y 2888 en 2012.

“Asimismo, en el trabajo se hicieron análisis buscando explicaciones sobre el fenómeno de la violencia y la inseguridad y las políticas en el tema, y se encontró que el plan de recolección de armas habría tenido impacto disminuyendo los suicidios con armas de fuego, y también reduciendo el incremento de los suicidios totales. También se encontró que existe una correlación entre el incremento del robo armado y aumento de los homicidios.

“Al analizar la evolución se puede observar un pico con la crisis de 2002 y su posterior descenso hasta 2006; luego los homicidios subieron hasta 2009, en el que también hubo una pequeña crisis económica, vuelven a bajar, pero a continuación se da un nuevo ciclo de incremento, así de 2011 a 2012”, explicó Fleitas Ortiz de Rosas en el informe.

“Respecto de la evolución de los grupos etarios de las víctimas es de señalar que se incrementó ligeramente la proporción del grupo de 20 a 24 años, que pasó del 15,2% del total en 1997 al 17,2% en 2012, y que la participación de los grupos de jóvenes tiende a aumentar ligeramente en los años que hay un pico o crisis”, indicó Fleitas Ortiz de Rosas.

Y agregó: “Por otro lado, el grupo de personas mayores tuvo un incremento muy significativo, por ejemplo el grupo de 75 años y más pasó de tener 2,8% del total a 4,7%, aumentando además en términos absolutos; ello puede deberse a un incremento de la proporción de su población, pero también a nuevas dinámicas delictivas que hacen target sobre los adultos mayores”.

Más allá de las edades de las víctimas, los hombres fueron mayoría: “En el último año disponible, es decir 2012, hubo 2505 casos de víctimas hombres (tasa de 12,8 cada 100.000), y 373 mujeres (tasa de 1,8), representando respectivamente un 87% y 13% del total. Esa proporción no ha sufrido diferencias significativas a lo largo de los años, salvo en los años de incremento de homicidios, en que la proporción de hombres sube ligeramente”, dice el informe de APP.