| La muerte del fiscal

Telleldín: “Nisman fue asesinado por una agencia de la CIA-Mossad”

El ex reducidor de autos acusado de partícipe en el atentado contra la AMIA dice que Nisman fue asesinado. Está con custodia desde la muerte del fiscal.

Telleldín fue acusado por Nisman.

Telleldín fue acusado por Nisman.

Por Rodolfo Palacios.

Carlos Telleldín estaba en la mira de Alberto Nisman. “En algún momento, se le va a caer la máscara”, había dicho el ex reducidor de autos que en la actualidad es un exitoso abogado penalista de narcos, delincuentes y empresarios.

Pero nunca imaginó que el fiscal del caso AMIA iba a aparecer muerto de un balazo en su departamento de Puerto Madero. Nisman había pedido que Telleldín fuera detenido y volviera a ser juzgado como partícipe necesario del delito de “homicidio agravado por odio racial o religioso”, supuestamente por haber entregado la Trafic utilizada como coche bomba del atentado, que el 18 de julio de 1994 mató a 85 personas.

Telleldín vive días agitados. Además de atender las llamadas de sus defendidos las 24 horas, dice que la Justicia le puso custodia después de la muerte del fiscal, ocurrida el 18 de enero. Al mismo tiempo, vivió una situación conflictiva con su hijo: había comprado una casa en un country de Pilar pero le prohibieron la entrada por escrito por ser hijo de uno de los acusados del atentado. El incidente fue una semana después del caso Nisman. Más allá de eso, su hipótesis de lo que pasó con el fiscal la revela sin temor a la repercusión que puedan tener sus dichos.

“Nisman fue asesinado por una agencia de la CIA-MOSAD. No tengo pruebas, pero es lo que pienso. La relación que tenía con esos servicios de inteligencia quedó al descubierto con los cables de Wikileaks. La denuncia que había hecho estaba vacía de contenido. Su muerte fue un muerto que le tiraron al Gobierno para golpearlo”, dijo Telleldín a CyR. Por la causa AMIA estuvo diez años presos. Nisman consideraba que era un eslabón de la conexión local.

Días después de la muerte del fiscal, Telleldín escribió varios mensajes polémicos en su cuenta de Twitter: “El gran mentiroso Nisman trabajó y murió en manos de sus jefes. El Mosad-CIA”. En 10 años, con un presupuesto de 20 millones de dólares más sueldos no llegó a nada, sólo ganó él millones. ¡Estudien quién era Nisman! Un agente extranjero con disfraz de fiscal, hay que investigar su patrimonio ya”.

“Nisman había pedido mi detención en 2011, él sabía de mi inocencia porque me lo dijo en presencia de mi abogado. Soy inocente porque vendí la camioneta a una tercera persona que hasta ahora se desconoce quién es, en forma onerosa y sin saber el destino”, dijo el abogado.

Sobre el incidente que vivió con su hijo, contó que hizo la denuncia en el INADI por discriminación. En la denuncia, el hijo de Telleldín dice que le compró la casa a un hombre llamado Santiago Once. Al parecer, estaba todo bien, hasta que el 28 de enero, “el señor Once me informó sobre la imposibilidad de continuar con la operación en virtud de un problema planteado por Comisión Directiva del Barrio Privado. Fue así como en fecha 29 de enero, reunidos mi padre, quien suscribe y el Sr. Once, éste nos informa que la Comisión Directiva de ‘Las Brisas’, por medio de nota escrita, le notificó que prohibía el ingreso de quien suscribe a la Institución, en virtud de que luego de ciertas investigaciones realizadas, habían concluido que debido a la relación de mi padre, el Sr. Carlos Alberto Telleldín, con la causa AMIA, no me consideraban una persona apta para morar junto a ellos, dado que mi padre podría visitarme asiduamente, hecho que según le manifestaron, generaría situaciones indeseables o incidentes desagradables con el resto de los socios. Así también, los integrantes de la Comisión Directiva reunidos en pleno, le han dicho literalmente al Sr. Once, que no consideraban apta mi presencia por ‘portar apellido’ y que de concretarse la operatoria de venta, impedirían mi ingreso por todos los medios”.

“Lo que le pasó a mi hijo es un acto de discriminación gravísimo. Hay gente que es más nazi que los nazis. En este caso, cometieron la torpeza de notificarlo por escrito. Generalmente se comunica de palabra para que no haya pruebas”, dijo Telleldín.