| En la provincia de Buenos Aires

Sortean a 12 mil personas para participar como jurados

El gobierno de Scioli avanza con la instrumentación de la medida, luego de una ley sancionada el año pasado. Los juicios por jurados ya se realizan en Córdoba y en Neuquén.

El Gobierno de Daniel Scioli avanzará la semana próxima en la instrumentación del juicio por jurados en la provincia de Buenos Aires al realizar el sorteo de 12 mil ciudadanos que integrarán los primeros jurados populares.

“Es un acercamiento a la ciudadanía en decisiones importantes de la Justicia”, defendió ayer el ministro de Justicia, Ricardo Casal, informó el diario Ambito Financiero.

De esta manera, cualquier vecino de la provincia que sea argentino nativo o naturalizado, con no menos de cinco años de ciudadanía, que tenga entre 21 y 75 años, entendiendo plenamente el idioma nacional y goce de aptitud física y psíquica suficiente, podrá ser convocado para el desempeño del cargo. Y no podrá negarse a participar, ya que se trata de una carga pública y obligatoria.

Los juicios por jurados son una novedad que cambiará la mecánica de procesos en la provincia, pero que sólo se aplicará para delitos cuya pena exceda los 15 años de prisión. Este sistema de jurados populares ya se aplica en las provincias de Córdoba y de Neuquén.

El jurado estará compuesto por 12 ciudadanos titulares y 6 suplentes que serán elegidos por sorteo del padrón electoral, y recibirán instrucciones de un juez, quien les indicará el encuadre jurídico de la cuestión por resolver. Además, determina que luego del debate decidirá el jurado en torno de la inocencia o no del ciudadano sometido a proceso. Pero será el juez quien aplicará el tipo de pena que corresponda en cada caso.

Fija también que el veredicto de culpabilidad requerirá un mínimo de diez votos afirmativos sobre las cuestiones planteadas, y si el delito por el que fuera calificado legalmente el hecho en que se sustenta la acusación tuviera prevista pena de prisión o reclusión perpetua, se requerirá unanimidad de votos afirmativos.

“Hay un juicio de disvalor desde hace años de la ciudadanía hacia la Justicia. Creo que hay que dar herramientas desde el Estado para abrirla y acercarla”, subrayó Casal.

La Junta Electoral bonaerense confeccionará anualmente, por sorteo en audiencia pública, los listados principales de ciudadanos que cumplen con esos requisitos, discriminados por Departamento Judicial y por sexo, a razón de un jurado por cada mil electores empadronados en el registro general actualizado.

La norma se aprobó en octubre pasado en el Senado con el voto del FpV, UCR, FAP y Coalición Cívica, mientras que el massismo se retiró.