| Renuncia forzada

Quién fue el ministro de la Corte que le recomendó a Balbín que deje el cargo

El titular de la Procuración del Tesoro deja el cargo por decisión del Gobierno. Un juez le recomendó la salida. Apresurados acuerdo con el Ciadi.

Macri le dio salida a Balbín.

Macri le dio salida a Balbín.

La salida de Carlos Balbín de la Procuración del Tesoro encierra detalles que dan cuenta de las múltiples intrigas que se desarrollan al interior de la liga Cambiemos.

El especialista en derecho administrativo tenía la particularidad de ser un hombre que llegó al gobierno recomendado por Daniel Angelici y el radicalismo de la UBA y que luego fue defendido a capa y espada por Elisa Carrió.

En los últimos meses logró además un aliado a considerar: el juez de la Corte Carlos Rosenkrantz, a quien conoce desde hace décadas pero que se hicieron más cercanos en los últimos meses. Rosenkrantz también llegó con el apoyo del radicalismo.

Rosenkrantz tenía como socio en su estudio a Carlos Diez, muy amigo de la vicepresidenta Gabriela Michetti, madrina de uno de sus hijos. Además el ministro fue el abogado de la cadena de tintorerías de la hermana de la vicepresidenta.

De hecho Rozenkrantz fue uno de los que le recomendó a Balbín salir del Gobierno ante la realidad de que en los próximos meses debería expedirse sobre los conflictos de interés de la familia Macri. Un asunto delicado y que según el ministro de la Corte “el Gobierno va a manejar mal”.
El antecedente del escandaloso acuerdo por el Correo de la familia Macri con el Ministerio de Comunicaciones provocó el enojo de Balbín porque la Procuración había sido puenteada, tras lo cual ordenó una auditoría y un severo informe.
Balbín y el juez de la Corte compartían otro diagnóstico inquietante: varios juicios resueltos por el Gobierno de Cambiemos en el CIADI se hicieron de manera apresurada y se terminaron pagando demandas en os tribunales de Washington que podrían haber sido más reducidas. Estos acuerdos fueron fuertemente presionados por Quintana y Gustavo Lopetegui.
Conversaciones que explican además por qué Rosenkrantz no es considerado por Olivos para ser titular de la Corte Suprema en reemplazo de Ricardo Lorenzetti, a pesar de que el presidente actual atraviesa su momento de mayor debilidad.
Balbín todavía no está seguro de partir hacia su estancia en la ONU. En las últimas horas les dijo a amigos cercanos que prefería regresar a su despacho de camarista porteño, del que pidió licencia para asumir en la Procuración. También aspira a convertirse en decano de la Facultad de Derecho.