| Resolución

Quién es Gonzalo Calvo, el funcionario echado por el escándalo de los sobreprecios

Es secretario de la cartera que encabeza Arroyo.

Arrroyo a la izquierda y Calvo a la derecha.

El secretario de Articulación de Políticas Sociales del Ministerio de Desarrollo Social, Gonzalo Calvo, se convirtió en el primer eyectado del Gobierno tras el escándalo que se generó por las compras con sobreprecios de alimentos para atender la emergencia del coronavirus.

Según la información oficial, fue Calvo quien autorizó las compras de azúcar (y otros alimentos más) a valores por encima de los precios fijados por la Sindicatura General de la Nación (Sigen) y que generó el primer escándalo en el gobierno.

Calvo fue desvinculado del Ministerio de Desarrollo Social por Arroyo después del enojo que le generó al presidente Alberto Fernández, que el tema estuviera en todos los medios durante el lunes y que opaca al esfuerzo que hace la administración para hacer frente a la crisis del coronavirus.

Calvo tiene un antecedente que lo complica. Fue expulsado de la Secretaría de Seguridad de Almirante Brown por el intendente Mariano Cascallares, luego de que se conociera un video en el que supuestamente había pedido coimas a una agencia de vigilancia en el distrito, en marzo del año pasado.

La salida de Calvo

La salida de Calvo surge “como resultado de la investigación que se inició ayer sobre el proceso de compra” de partidas de aceite y azúcar (entre otros alimentos más) que serán repartidas entre comedores y merenderos de las zonas más vulnerables del país, indicaron voceros del Ministerio de Desarrollo Social.

En este contexto, las fuentes sumaron que también “se va a revisar el circuito administrativo para las compras” realizadas por la cartera, por lo que “no se descartan más cambios”.

Este lunes, el ministerio de Desarrollo Social admitió haber ordenado compras de productos a precios más altos que los estipulados como “precios testigos” por el mercado, una decisión que resultó muy criticada y cuestionada.

Por esto mismo, cuando la situación se hizo pública, la cartera que conduce Arroyo ordenó una investigación interna para establecer cómo fueron acordadas esas compras y qué fue lo que en verdad sucedió.

Aunque este hecho pasó recientemente, en un informe elaborado por el Ministerio, dado a conocer en las últimas horas, ya se explicó que “en ningún rubro se compró a una sola empresa” porque en realidad se realizó una licitación para satisfacer la mayor demanda en los comedores, donde aumentó de 8 a 11 millones la cantidad de personas que necesitan asistencia alimentaria en las últimas semanas, en el marco del aislamiento obligatorio decretado por la pandemia de coronavirus.

Consultado por esto, en una entrevista con el canal TN, el presidente Alberto Fernández aseguró que creía en la “honestidad” de Arroyo y apuntó contra la “cartelización de ciertos sectores” que imponen precios ante la emergencia, para “llenarse los bolsillos”.

En este sentido, el mandatario dijo que la investigación del caso estaba abierta y advirtió que no permitirá que el Estado compre alimentos a valores por encima de los precios de referencia.

Luego de esto, desde el Gobierno le pidieron a Arroyo dar una señal “contundente”, por lo que le solicitó a Gonzalo Calvo, quien estaba a cargo de las compras, su renuncia.

Según fuentes del oficialismo, en Desarrollo Social dan por hecho que se iría también Cecilia Lavot, secretaria de Gestión Administrativa, quien también formó parte de la operación.

El origen de Calvo

Gonzalo Calvo tiene un largo historial en política, ya que en sus comienzos militó en el peronismo junto a Hilda Beatriz “Chiche” González de Duhalde, y luego logró ser concejal en Lomas de Zamora.

Más tarde se convirtió en funcionario de la Secretaría General de la Gobernación bonaerense durante la gestión de Daniel Scioli, y en 2015 llegó con el intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares, a la cartera de Seguridad en Almirante Brown.

Sin embargo, las cosas en el municipio no terminaron del todo bien, ya que Calvo fue desvinculado tras la difusión de un video en el que supuestamente negociaba el pago de una coima en su despacho.

Por esto mismo, sin dar mayores explicaciones, en marzo del año pasado Cascallares lo reemplazó por Paula Eichel, y finalmente en diciembre ese mismo año, llegó de la mano de Arroyo al Ministerio de Desarrollo Social.