| Resolución

Procesaron al periodista Daniel Santoro por tentativa de extorsión a un empresario

El juez federal Luis Rodríguez consideró que fue partícipe de la maniobra.

El periodista Daniel Santoro

Santoro rechazó los cargos.

El juez federal Luis Rodríguez procesó hoy al periodista Daniel Santoro por presunta tentativa de extorsión en la causa en la que fue víctima el empresario Daniel Traficante y en la que se juzga en la actualidad el falso abogado Marcelo D’Alessio.

La decisión del juez incluyó un embargo de 850.000 pesos sin prisión preventiva, según el fallo al que tuvo acceso Télam.

Rodríguez consideró probado que Santoro fue “partícipe necesario” de la maniobra en la cual según la acusación se pidió a Traficante el pago de 600.000 dólares para no quedar involucrado en la causa judicial por contrabando de mercaderías conocida como “mafia de los contenedores”.

“Daniel Pedro Santoro tuvo un importante rol en el suceso criminal investigado, teniendo incidencia directa sobre la credibilidad de los dichos de D´Alessio hacia Traficante, en la intimidación moral que ejerciera sobre éste o que introduce información falsa para contribuir en una extorsión en curso”, sostuvo Rodríguez.

Juicio oral

D’Alessio, el suspendido fiscal de Mercedes Juan Bidone, y dos exagentes de la AFI son juzgados por el intento de extorsión a Traficante por el Tribunal Oral Federal 2.

Rodríguez se quedó con un tramo de la investigación aún en instrucción y en el que indagó a Santoro, cuya situación procesal resolvió ahora.

El periodista está por otro lado procesado en la causa que investiga espionaje ilegal y extorsión que se tramita en el fuero federal de Dolores.

Para el juez, Santoro fue  partícipe en la intimidación que Marcelo Sebastián D ´Alessio ejerció sobre Gabriel Traficante, reforzando y dando sustento a la presión a la que se lo sometió para obtener el dinero que se le exigía  bajo las falsas alusiones a que iría preso en el marco de la investigación que se conocía como la mafia de los contenedores.

El periodista firmó una nota en la que se aludía al empresario como sospechoso en esa causa judicial y con ello colaboró para instalar en la sociedad y en los medios que a Traficante se lo investigaba como jefe de la mafia de los contenedores en 2016.