| Noticias

Poco serio: arranca el juicio contra CFK con Leonardo Fariña entre los testigos

La causa se inició por una denuncia de Vialidad, pese a un informe que no encontró irregularidades.

Fariña fue el arrepentido estrella de Cambiemos

El mediático Leonardo Fariña es un de los testigos previstos para declarar en el juicio oral y público contra la la ex presidenta Cristina Kirchner, por el supuesto direccionamiento de la obra pública vial en Santa Cruz, que se iniciará este martes al mediodía en los tribunales federales de Comodoro Py, en el barrio porteño de Retiro.

El testimonio de Fariña está en duda luego de que se supiera que había recitado su testimonio gracias a un guión armada desde la Agencia Federal de Inteligencia, según la investigación del juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla. Sólo esa presencia puede dar una idea de la seriedad de la investigación.

El caso se inició con una denuncia del ex titular de Vialidad Nacional, Javier Iguacel, pese a que tres peritos del organismo presentaron el 26 de marzo de 2016 el informe con la siguiente conclusión: “no se evidencias deficiencias constructivas de relevancia, como así tampoco tareas que hayan sido certificadas sin ejecutarse…”.

El inicio del juicio quedó confirmado hoy al mediodía por el Tribunal Oral Federal (TOF) 2, que rechazó dos planteos formulados por la defensa del detenido empresario Lázaro Báez, que tenían por objeto desplazar a dos jueces de ese cuerpo y aplazar el comienzo del debate.

El primer juicio a la ex mandataria se iniciará a las 12 con la lectura de las acusaciones en la Sala AMIA, la más amplia del edificio judicial de Comodoro Py 2002, y según fuentes judiciales ese trámite puede demandar más de tres jornadas, en las que todos los acusados tendrán la obligación de estar presentes.

Para los fiscales que llevaron el caso, Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques, los acusados se asociaron de manera ilegal para favorecer a Báez con la adjudicación de 52 obras públicas en Santa Cruz entre 2004 y 2015, por valor de 46.000 millones de pesos.

Pero según recordó Página 12, los tres ingenieros que hicieron el informe a pedido del gobierno de Cambiemos declararon en la causa como testigos y no respaldaron la tesis de la fiscalía. González Oría fue categórico: “lo que figuraba como pagado estaba hecho”. Romero coincidió: “no hubo ninguna falsa certificación de obra a consecuencia de la cual se haya autorizado indebidamente un pago”. Romero invocó también el trabajo de auditoria: “si nos ceñimos estrictamente a los aspectos técnicos que formaron parte de la encomienda que me fue asignada, y observamos que los desajustes no fueron relevantes con relación a las respectivas obras, estamos hablando de desajustes del 0,1 por ciento”.

Los jueces del TOF 2, Jorge Gorini, Andrés Basso y Rodrigo Giménez Uriburu, prevén iniciar el debate con la lectura de los requerimientos de elevación a juicio de los fiscales Pollicita y Mahiques; de los dos organismos querellantes, la Oficina Anticorrupción (OA) y la Unidad de Información Financiera (UIF), y el auto de elevación del juez de instrucción Julián Ercolini.

Si bien el juicio comenzará un martes, luego las audiencias pasarán a los lunes y el TOF 2 tiene previsto agregar una jornada semanal en cuanto sea posible para agilizar el trámite del proceso, informaron fuentes judiciales.

Una vez finalizada la lectura de los requerimientos de acusación, se dará paso a las llamadas “cuestiones preliminares” y allí se espera que las defensas intenten suspender el juicio al plantear nulidades vinculadas a la falta de resolución, por parte de la Corte Suprema, de ocho recursos de queja planteados contra decisiones del Tribunal Oral.

La queja más trascendente de la que llegaron al máximo tribunal es la referida al rechazo sistemático a la medida de prueba planteada por la defensa de la ex Presidenta, relacionada con la realización de una pericia integral sobre todas las obras cuestionadas.

Los planteos deberán ser respondidos por el fiscal de juicio, Diego Luciani, y las querellas, y luego serán resueltos por el Tribunal.

Además de Cristina Fernández, De Vido, López, Kirchner y Báez serán juzgados Nelson Periotti, Raul Daruich, Mauricio Collareda, Héctor Garro, Juan Villafañe, Raúl Pavesi, José Raúl Santibañez y Abel Fatala.

Para el segundo semestre se prevé el comienzo de las declaraciones de testigos con unos 160 convocados, entre ellos los ex jefes de Gabinete Fernández, Juan Manuel Abal Medina, Aníbal Fernández, Jorge Capitanich y Sergio Massa; el ex secretario Legal y Técnico de la presidencia Carlos Zannini y el financista “arrepentido” Leonardo Fariña.

Además se citará a empresarios como Angelo Calcaterra, Carlos Wagner, Juan Chediak, Enrique Eskenazi y Eduardo Eurnekian.