| Investigación

“Pirincho”: así llamaban a Majul los agentes de la AFI que operaban con él

En un programa de C5N difundieron chats de agentes que operaban con el periodista del macrismo.

Majul y su esposa, ex empleada de Michetti.

La inquietud se advirtió cuando la actual conducción de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) denunció que habían descubierto una lista de unas 80 personas a las que se les habían intervenido los correos electrónicos sin ninguna orden judicial que avalara esa medida.

Entonces el periodista ultramacrista Luis Majul advirtió que no se debían dar a conocer los contenidos de los correos electrónicos. Algo que efectivamente así debe ser. Pero causaba gracia que el reclamo fuera de quien se dedicó a difundir audios de conversaciones privadas de la ex presidenta CFK.

Pero cuando comenzaron a surgir datos de la causa sobre espionaje ilegal que lleva adelante el juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena sobre espionaje ilegal durante el gobierno de Mauricio Macri, la inquietud de Majul pasó a convertirse literalmente en terror.

Es que como se vio en la causa que se tramite en Dolores, a cargo del juez Alejo Ramos Padilla, las operaciones políticas de agentes de la AFI a cargo de Gustavo Arribas necesitaban de una pata mediática para darle difusión a los aprietes y a la maniobras en marcha. En ese caso fue procesado el columnista de Clarín Daniel Santoro como amplificador de las operaciones que armaba el falso abogado Marcelo D´Alessio junto al fiscal federal Carlos Stornelli.

En la causa que tramite Villena el difusor de las operaciones armadas por la AFI de Macri era Luis Majul, a quien los agentes apodaban Pirincho, según se difundió este jueves en el programa ADN, a cargo de Tomás Méndez, quien dio a conocer una serie de capturas de mensajes de whatsApp de los agente donde hablaban de Majul y hasta se jactaban de las cosas que decía en algunos de sus programas.

Según el programa los agentes encabezados por Alan Ruiz, detenido el fin de semana anterior por el otro juez federal de Lomas de Zamora, realizaban seguimientos y usaban imágenes del sistema de monitoreo de la ciudad de Buenos Aires que luego enviaban a Majul para que realizara sus “informes” en La Cornisa, el ciclo que emitía los domingos a la noche por América, hasta que este año se cortó el vínculo y se pasó a la señal televisiva de La Nacion, la que tiene menos audiencia de todos los canales de noticias.

Lee más: La esposa de Majul fue tesorera de la Fundación de Michetti

Los vínculos de Majul con el macrismo son notorios: fue generosamente beneficiado con la pauta publicitaria y recibió jugosos contratos para su productora de contenidos. Además hasta tienen lazos familiares que unen al animador televisivo con el gobierno de Mauricio Macri, de quien fue un fervoroso defensor.

La esposa de Majul, María Conte Grand, fue tesorera de la fundación que encabezaba la vicepresidenta Gabriela Michetti, que fue investigada por recibir fondos en efectivo que no habían sido debidamente declarados. Michetti también le había dado un contrato en el Senado.

Además la esposa de Majul es la hermana de Julio Conte Grand, el jefe de los fiscales de la provincia de Buenos Aires y ex mano derecha de la ex gobernadora María Eugenia Vidal. Esta semana, Conte Grand fue denunciado por el fiscal general de Lomas de Zamora por haberse dedicado con el apoyo de fiscales de ese departamento judicial al armado de causa con fines políticos.

El caso más notorio es el de la familia. El suspendido juez Carzoglio de Avellaneda denunció cuando fue separado de su cargo que agentes de la AFI le habían llevado una orden de captura para Pablo Moyano, quien también está ahora como querellante en la causa del juez Villena.