| Investigación

Para la fiscalía, los rugbiers “tenían la intención de matar” a Fernando Báez

Para el fiscal general no hay dudas por la forma en que se produjo el ataque.

Fernando Báez tenía 19 años.

El fiscal general de Dolores, Diego Escoda, consideró hoy que los diez rugbiers detenidos por el crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell, “tuvieron la intención de matarlo” y dijo que aguardan el resultado de un peritaje “clave” que comparará las marcas que quedaron en el cuerpo de la víctima con las zapatillas secuestradas en la causa.

Escoda señaló que la fiscalía trabaja sobre la hipótesis de que los acusados atacaron a golpes a Báez Sosa (19) a la salida del boliche Le Brique para “causarle la muerte”.

Los diez jóvenes oriundos de la ciudad de Zárate que permanecen detenidos por el hecho están imputados del delito de “homicidio agravado por concurso premeditado por dos o más personas”, que prevé una pena de prisión perpetua.

Dos de ellos, Máximo Thomsen (20) y Ciro Pertossi (19), fueron acusados por la fiscal del caso, Verónica Zamboni, como “coautores”; mientras que el resto está imputado como “partícipe necesario”, por haber “impedido que los amigos de Fernando pudieran ayudar”, dijo Escoda.

“Teniendo en cuenta la cantidad de personas que agreden, el carácter de los golpes, la forma, y la violencia nosotros sostenemos por ahora desde la fiscalía que la intención claramente era dar muerte”, señaló el fiscal general en declaraciones al canal Todo Noticias (TN).

Existió intención de matar

Escoda consideró que a partir de que “a una persona que está prácticamente desvanecida y se la sigue golpeando” se sostiene la existencia del “dolo homicida”.

Además, en declaraciones a radio La Red comentó que en el momento en que fueron detenidos, los acusados fueron sometidos a exámenes de alcoholemia, los cuales dieron resultado negativo.

La fiscal Zamboni aguarda para la semana próxima el resultado de un peritaje “clave” que se trata de un estudio scopométrico que analizará una huella levantada del cuerpo de Báez Sosa y que podría ser comparada con las zapatillas secuestradas a los imputados el día en que fueron detenidos en una casa del barrio norte de Villa Gesell, a pocas cuadras de la escena del crimen.

Al respecto, Escoda explicó que hay casi 20 pares de zapatillas que podrán ser comparadas en ese peritaje que consiste en comparar “la impronta” que haya dejado una zapatilla en la piel de la víctima.

La investigación por el crimen de Fernando continúa y a partir de mañana a las 8.30, tanto los rugbiers como el joven excarcelado anoche tras permanecer cuatro días preso, Pablo Ventura (21), serán sometidos a ruedas de reconocimiento en el Centro de Convenciones “Néstor Kirchner”, ubicado en Paseo 139 y la Ruta Nacional 11, en Villa Gesell.

Rueda de reconocimiento

De acuerdo por lo dispuesto el juez de Garantías de Dolores David Mancinelli, habrá otras tres jornadas de ruedas de reconocimiento: el viernes 24, el lunes 27 y el martes 28 de enero próximos.

Y de las mismas participarán los amigos de Báez Sosa que estaban presentes al momento en que se produjo la golpiza que terminó con la muerte del joven.

La defensa de los acusados cuestionó esas ruedas de reconocimiento porque los rostros de los imputados ya son conocidos públicamente, ya que sus fotos fueron publicadas en distintos medios de comunicación y en las redes sociales.

Sin embargo, el fiscal general Escoda le restó importancia a los cuestionamientos y señaló que a partir de los reconocimientos, quizá alguno de los imputados como partícipes podría sumarse a los acusados como autores.

En cuanto a la situación de Ventura, el juez Mancinelli advirtió que “en caso de negativa o incomparecencia a la diligencia, la misma se realizará por reconocimiento fotográfico”.