| Movimiento

Otros vientos en Gente de Derecho: la agrupación que maneja el Colegio busca nuevos rumbos

Jorge Rizzo busca dejar atrás su cercanía con el PRO. Acercamientos con el peronismo porteño.

Rizzofue varias veces presidente del Colegio.

El año electoral encuentra al líder del Gente de Derecho y ex titular del Colegio Público de Abogados de la Capital Jorge Rizzo en una nueva pirueta electoral. Tras años de cercanía con el Pro y en sociedad con el presidente de Boca y operador judicial del macrismo Daniel Angelici, ahora el dirigente de los abogados volvió a su senda original, se acercó al kirchnerismo pero no consiguió nada en las listas ni de Nación ni de Ciudad.

Rizzo ganó la elección con Gente de Derecho en el Colegio por primera vez en el 2006, casi sin recursos y ningún aval político de peso. Era el primer gobierno kirchnerista. Ya dos años más tarde tuvo el apoyo total del sindicalista Julio Piumato, que ya era muy cercano a Hugo Moyano y recibió el guiño de Aníbal Fernández, entonces jefe de gabinete.
Transitó con el kirchenisrmo sin demasiados sobresaltos hasta el segundo gobierno de Cristina Fernández cuando comenzó el distanciamiento y el romance con el macrismo. Eran los años en que defendía a Carlos Fayt,
La ley de reforma judicial que pretendía Carlos Zaninni lo enemistó de lleno con Balcarce 50 al tiempo que La Cámpora le armaba listas para competirle en el Colegio y en los Consejos de la magistratura de Nación y Ciudad. Tuvo fuertes cruces con Mariano Recalde, hoy en  buena posición como candidato para ser senador porteño, y Juan Manuel Olmos lo conectó con Daniel Angelici.
El motivo de pelea con La Cámpora, debe decirse, tenía otro aliciente: Rizzo tenía un acuerdo con Julio Alak para colocar en el Ministerio de Justicia a diversos aliados de Gente de Derecho, básicamente operadores territoriales. En su momento Julián Alvarez, viceministro entonces, intentó desarmar esos acuerdos. Alvarez tenía juego propio en aquella época: se movía con absoluta libertad respecto de Alak.
Quienes conocen la intimidad del Colegio, dicen que ahora con esa sociedad lastimada por sus fricciones con Angelici y el secretario de Legal y Técnica Pablo Clousellas, quiere dejar el macrismo (donde logró buenos acuerdos electorales y que su ex pareja Anabela Herrs Cabral fuera electa diputada nacional), para volver a estar cerca del peronismo/kirchnerismo.
Noches atrás en América TV defendió la posibilidad de que el ex ministro de Economía Axel Kicillóf fuera candidato a gobernador bonaerense, aunque habría objeciones judiciales por cuestiones  de domicilio.
El fin de semana anterior invitó a Olmos (muy ligado a Alberto Fernández), uno de los hombres fuertes del peronismo en la Ciudad, a su programa radial y poco más le reclamó que le pidiera a Fernández, en caso de triunfo electoral, el Ministerio de Justicia.
Atrás quedaron las críticas y los mensajes de que el kirchnerismo “quería avasallar la justicia”. Cambia todo cambia.