| Resolución

No hubo delito: la Justicia sobreseyó a CFK por el Memorándum con Irán

Los jueces del tribunal oral resolvieron no realizar el juicio y ordenaron el cierre de la causa.

La Justicia consideró que la firma del Memorándum con Irán no constituyó un delito y ordenó el sobreseimiento de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

La decisión la tomó el tribunal oral que debía realizar el juicio y tomó la misma decisión para los demás acusados en la causa que se originó en la denuncia del fiscal Alberto Nisman.

Los jueces María Gabriela López Iñiguez, Daniel Obligado y José Michilini sobreseyeron también a Carlos Zannini, procurador del Tesoro de la Nación y al senador Oscar Parrilli.

Tomaron la misma medida respecto del viceministro de Justicia, Juan Martín Mena, y del ministro de Desarrollo bonaerense, Andrés Larroque, entre otros, según un fallo de 387 fojas.

Los magistrados del Tribunal Oral Federal 8 hicieron extensiva la resolución al fallecido excanciller Héctor Timerman al concluir que “los hechos por los que fueran requeridos no constituyen delito” y dejaron sentado que “el presente proceso no afecta el buen nombre y honor” de quienes estuvieron imputados.

De esta forma, los jueces del tribuna oral tomaron la misma decisión que en su momento adoptó el juez federal Daniel Rafecas, cuando sostuvo que la denuncia de Nisman no era un delito.

Cierre de la causa

El Tribunal cerró así por inexistencia de delito la denuncia de Nisman por la firma del Memorándum, una decisión que puede revisar la sala I de la Cámara Federal de Casación Penal si apelan la fiscalía o las querellas de DAIA y Familiares de Víctimas del atentado.

Por lo pronto, el TOF 8 sobreseyó a todos los imputados y dio por concluidos los preparativos que se realizaban para un juicio oral.

El listado de sobreseídos incluyó también al actual embajador en Rusia Eduardo Zuain, a la ex Procuradora del Tesoro Angelina Abbona, a los dirigentes sociales Luis D’Elía, y Fernando Esteche, a Jorge Khalil y al exagente Héctor Bogado.

“El Memorándum de Entendimiento con Irán, más allá de que se lo considere un acierto o desacierto político, no constituyó un delito”, concluyeron los jueces del TOF8 tras escuchar a todas las partes en audiencia pública durante más de un mes.

Jueces amigos de Macri

Los jueces advirtieron que los integrantes de la Cámara Federal de Casación Mariano Borinsky y Gustavo Hornos estuvieron “afectados” en su imparcialidad “e independencia” por sus visitas al expresidente Mauricio Macri antes de reabrir el caso en 2016.

Pero, sin embargo, aclararon que los motivos del cierre del caso apuntaron a los planteos “de fondo” vinculados a inexistencia de delito.

El Tribunal concluyó que las alertas rojas de captura internacional de ciudadanos iraníes por el atentado del 18 de julio de 1994 en la sede de la AMIA “siempre estuvieron vigentes y aún continúan estándolo”

Al presentar su denuncia en 2015, Nisman sostuvo que el objetivo de la firma del Memorándum fue hacer caer estos pedidos de captura internacional.

“El Memorándum de Entendimiento no logró cumplir sus requisitos de validez antes de convertirse en tratado internacional vinculante para las partes, por lo que no ha existido acto jurídico como tal desde el punto de vista del derecho internacional”, agregaron los jueces del TOF.

Proceso democrático

Por ello “no hay ningún elemento directo que de manera contundente nos haga pensar que tal temperamento fue más allá de una decisión política para convertirse en un acto de encubrimiento”, enfatizaron.

Agregaron que “para la eliminación de leyes inconvenientes, las apelaciones no deben dirigirse a los tribunales sino al voto y al proceso democrático de gobierno”.

“Desde que el Memorándum de Entendimiento entre Argentina e Irán no entró en vigencia y desde que nunca existió entre la República Argentina y la República Islámica de Irán un estado de guerra, es posible deducir que ninguna de las conductas aquí enrostradas son susceptibles de encuadrarse en las figuras de traición”, concluyó el Tribunal sobre el delito de “traición a la Patria” que también se barajó en el caso y quedó descartado.

El Tribunal hizo lugar a la excepción de falta de acción que habían planteado las defensas de Larroque, Parrilli y Mena.

Segundo sobreseimiento

En la sentencia, además, se levantaron todos los embargos y medidas cautelares que había ordenado el difunto juez del caso, Claudio Bonadio.

También se dejó sentado que la causa “no afecta el buen nombre y honor” de los acusados y “por expreso pedido de sus defensas y aún cuando la acción penal se halle extinguida contra él, debe incluir al fallecido Héctor Marcos Timerman”

Esta es la segunda causa en la que se libra de culpa a Cristina Fernández de Kirchner. La primera fue la investigación por la venta de dólar futuro en su Gobierno en la que otro tribunal, el TOF 1, también la sobreseyó sin hacer el juicio por inexistencia de delito.