| Investigación

Negó las acusaciones el cura Sidders, detenido por abusar de una nena de 12 años

El sacerdote negó las acusaciones durante la indagatoria ante el fiscal Garganta.

El cura Sidders fue capellán del colegio durante décadas.

El sacerdote Raúl Sidders se negó a declarar en la indagatoria ante el fiscal Alvaro Garganta, por el delito de abuso sexual contra una alumna de 12 años del Colegio San Vicente de Paul, de La Plata, donde el cura fue capellán.

Garganta se presentó a declarar en la fiscalía, luego de que se hubiera ordenado su arresto por el hecho denunciado por una mujer que hoy tiene 27 años.

Si bien es sólo un caso por el que se investiga en la causa a cargo del fiscal Garganta, en la ciudad de La Plata sostienen que hubo decenas de casos, que no tienen estado judicial.

El cura dedicó las tres horas de la indagatoria a rechazar y negar las acusaciones de la joven, quien dijo que sufrió abusos y vejaciones durante varios años en los que fue alumna de ese colegio.

Los abusos

En una entrevista con la Izquierda Diario, la joven contó como fueron los abusos del sacerdote, hasta que le hizo tocar el pene a través de la sotana: entonces empezó a faltar al colegio.

También relató que le decía que las mujeres debían siempre complacer a los hombres y que debían mantener relaciones sin preservativos.

Víctimas de abuso sexual cometidos por sacerdotes escracharon ayer a  Sidders cuando declaraba en el edificio de los tribunales penales de La Plata.

A Sidders los alumnos del Colegio San Vicente de Paul llamaban en secreto “El frasquito”, porque los obligaba a masturbarse para guardarse su semen en un frasco, según denunciaron.

Escrache

Víctimas de abuso eclesiástico integrantes de las organizaciones Iglesia Sin Abuso (ISA Derechos Humanos) y de Platenses Unidas contra el Abuso Sexual Infantil, se concentraron en las puertas de los tribunales para hacer oír su pedido de justicia para las víctimas de Sidders.

Además, las víctimas empapelaron las rejas del edificio judicial con fotos de Sidders y otros curas denunciados por abuso.

“Estamos muy agradecidas al fiscal Álvaro Garganta y al juez Agustín Crispo porque actuaron muy rápido, estamos agradecidas a la gente que nos creyó y ayudó a visibilizar esta denuncia contra Sidders”, dijo a Télam Julieta Añazco, víctima de abuso eclesiástico por parte del sacerdote Héctor Giménez y madre de un exalumno del colegio donde cometió los abusos Sidders.

El juez Agustín Crispo ordenó la detención del sacerdote por el delito de abuso sexual gravemente ultrajante por su duración en el tiempo y circunstancias de realización doblemente agravado contra una mujer.

La víctima denunció que sufrió abusos por parte del sacerdote entre el 2004 y el 2008, cuando tenía entre 11 y 14 años y asistía al establecimiento.

Una fuente judicial precisó que “un equipo de la DDI de La Plata se dirigió a detener al cura al domicilio que había denunciado en la localidad de Bella Vista, provincia de Buenos Aires, donde no fue encontrado, por lo que se creía que iba a intentar regresar a Misiones, donde había sido enviado al conocerse la denuncia”.


Compartir: 
Etiquetas:  , ,