| Fue intencional

¿Narcos o policías, los autores del incendio en el tribunal de San Martín?

Las imágenes tomaron a dos hombres cuando ingresaron en el lugar. Encontraron bidones de nafta. Los dos gendarmes estaban durmiendo cuando comenzaron las llamas.

Los daños provocados por el incendio.

Los daños provocados por el incendio.

Vidal andate de San Martín”, dice el papel encontrado en un poste de la terraza del juzgado federal de N°3 de San Martín que durante la mañana del jueves se incendió en forma intencional.

La amenaza a la gobernadora María Eugenia Vidal fue confeccionada con letras recortadas de diarios y revistas y fue encontrada en la misma terraza del juzgado donde se inició el fuego dijeron fuentes del caso, algo que llama la atención.

En la gobernación no se le quiso dar mucha trascendencia a la amenaza, a diferencia de lo ocurrido en otros casos. Pero en el entorno de Vidal no descartan que el incendio haya sido una amenaza de grupos narcos u otro episodio protagonizado por efectivos policiales en medio de la disputa por el manejo de la cajas.

Dos efectivos de la policía bonaerense fueron sorprendidos en un despacho cercano al de la gobernadora en La Plata, meses atrás, y luego se encontró un cartucho cerca de su casa en Morón. El contexto: policías separados por casos de corrupción y el caso más inquietante, efectivos investigados por recibir sobres con dinero.

La grabación producida por las cámaras de seguridad de un comercio ubicado frente al tribunal habría permitido detectar que, pasadas las 4, dos personas ingresaron a la sede del tribunal, aunque las imágenes no habrían permitido identificarlos.

Ese dato llamó la atención porque se trata de un juzgado que tiene custodia de la Gendarmería Nacional durante las 24 horas, por lo cual sería imposible el acceso de desconocidos en el edificio. De todos modos, la explicación es que los dos gendarmes estaban durmiendo dentro del edificio cuando se generó el incendio.

La policía recibió a la madrugada el aviso de que se había declarado un incendio en la sede del Tribunal Oral N°3 de San Martin, situado en Yapeyu 1912 entre Belgrano y Moreno, a partir de una llamada al 911.

Las llamas fueron sofocadas por dos dotaciones de los Bomberos Voluntarios de San Martín y se dio participación a la Policía Federal para la realización de las pericias.

Los mayores daños se generaron en el primer piso del edificio de dos plantas, mientras que en la planta baja se habían encontrado bidones con combustible que no se llegó a quemar durante el incendio.

Los que más llamó la atención fue el hallazgo de la amenaza contra la gobernadora, sin haberse quemado, ya que varios expedientes fueron alcanzados por el fuego.

El hecho fue calificado como un “atentado” por la Asociación de Magistrados y provocó que la Cámara Federal de Casación Penal ordenara reforzar la custodia en los tribunales de Retiro, en la ciudad de Buenos Aires.

Según un comunicado, “el incendio intencional del edificio de la calle Yapeyú 1922 de esa localidad es un acto aberrante contra el Poder Judicial de la Nación que no puede ni debe ser tolerado, por lo que esta Asociación insta a las autoridades que deben investigar estos hechos a recabar toda la información necesaria para hallar y sancionar a los responsables, con la mayor celeridad posible”.