| El debate se hará el año próximo

Menem, Cavallo y María Julia van a juicio por sobresueldos

Entre otros acusados están los ex ministros Camilión y Granillo Ocampo. También están imputados otros funcionarios por el cobro de sumas adicionales entre 1989 y 1999.

Menem fue acusado de haber ordenado los pagos.

Menem fue acusado de haber ordenado los pagos.

El Tribunal Oral Federal N°4, compuesto por Oscar Bertuzzi, José Martínez Sobrino y Néstor Costabel, fijó el 2 de marzo de 2015 como fecha de inicio para el juicio por los sobresueldos que tuvieron lugar entre 1989 y 1999. Los acusados son el ex presidente Carlos Menem, el ex ministro de Economía Domingo Cavallo, la ex ministra de Ambiente María Julia Alsogaray, el ex ministro de Justicia Raúl Granillo Ocampo y el ex ministro de Defensa Oscar Camilión, entre otros. La fiscalía N°2 intervendrá en el debate, Stella Maris Scandura subroga esa oficina del Ministerio Público.

Serán juzgados, además, los ex subsecretarios Raúl Castellini (Ordenamiento Ambiental), Heriberto Baeza González (Asuntos Militares), José Torzillo (Presupuesto y Administración del Ministerio de Defensa), Enrique Kaplan (Relaciones Jurisdiccionales de la Secretaría de Recursos Naturales) y José Coronel (coordinador del Ministerio de Justicia).

Todos los funcionarios están acusados por el delito de peculado, que tiene penas de entre dos y diez años de prisión. La maniobra, ocurridas durante las dos presidencias de Menem, consistió, según establecieron el juez Marcelo Martínez de Giorgi y el fiscal Gerardo Pollicita, en la implementación y ejecución de un sistema que posibilitó la sustracción de fondos públicos en forma periódica por parte de distintos funcionarios del Poder Ejecutivo Nacional.

La causa

En mayo de 2004, la ex secretaria de Ambiente fue condenada por el Tribunal Oral Federal N°4 a tres años de prisión por enriquecimiento ilícito. Durante ese debate, reconoció públicamente haber retenido “sumas de dinero para sí”. Luego, lo consignó en sus declaraciones juradas e inclusive en la indagatoria de esta causa.

Menem, en una entrevista con el diario chileno “El Mercurio”, opinó sobre esta condena y admitió que los sobresueldos “venían de de los años ’70”, y que en todos los gobiernos que se sucedieron “los funcionarios recibían una especie de sobresueldo”.

Según el requerimiento de elevación a juicio, las sumas utilizadas como sobresueldos provenían de partidas presupuestarias asignadas a gastos reservados, “cuyo régimen especial dificultaba en gran medida el control estatal pues permitía la disposición del dinero en efectivo”. El dinero fue administrado en la Secretaría General de la Presidencia y luego en la Jefatura de Gabinete de Ministros (órgano que reemplazó a la primera a partir de 1994).

Desde esos organismo, eran distrubuidas las sumas mensualmente a los titulares de los distintos Ministerios y Secretarias de Estado, quienes se encargaban de poner los fondos “fuera de la esfera de custodia de la administración”. Esto lo hacían “apropiándose de su totalidad o haciéndolo respecto de una parte y otorgándole a los funcionarios de menor jerarquía la posibilidad de sustraer la restante”.

El representante del Ministerio Público estableció que en esta maniobra intervinieron los Ministerios de Economía, Justicia, Trabajo, Interior y Educación, el Banco Nación y, en el ámbito de la Presidencia de la Nación, la Secretaría de Recursos Naturales y Desarrollo Sustentable, la Subsecretaría de Acción de Gobierno de la Secretaría General y la Secretaría Legal y Técnica.

En relación a Ministerio de Defensa, Pollicita aclaró que, al tratarse de uno de los organismos autorizados a administrar fondos reservados de acuerdo a lo establecido en el artículo 28 de la ley 20659, “las sumas sustraídas provenían de las partidas que le eran asignadas por tal concepto a dicha cartera por ley de Presupuesto”.

Los imputados

Menem está acusado de haber dispuesto el modo en que se ejecutaría la sustracción del dinero, además de haber ordenado e intervenido en la realización de distintas transferencias entre los organismos del Poder Ejecutivo Nacional. Además, designó a los encargados de la distribución del dinero.

Cavallo, por su parte, formó parte de la implementación y ejecución del sistema entre entre el 31 de enero de 1991 y el 26 de julio de 1996, cuando estuvo a cargo del Ministerio de Economía. En el requerimiento, se detalla una reunión de gabinete celebrada entre fines de 1992 y principios de 1993, donde Cavallo le da directivas a ministros, secretarios de Presidencia y a Menem para que consignen en sus declaraciones de ingresos a las sumas incorporadas a su patrimonio en una proporción que “posteriormente les permitiese alegar que esos montos tenían una finalidad salarial compensatoria”.

A Granillo Ocampo se le imputa también la intervención, implementación y ejecución del sistemas de sobresueldos mientras se desempeñaba como ministro de Justicia entre el 26 de junio de 1997 y el 9 de diciembre de 1999. Además, se detallan las sumas de dinero sustraídas, que van de los 450 mil a los dos millones de pesos/dólares (según la ley de Convertibilidad).

La participación de María Julia se desarrolló durante toda su gestión como Secretaría de Recursos Naturales y Desarrollo Sustentable de la Presidencia. Está acusada de haber sustraído mensualmente entre 1991 y 1999, 40 mil pesos hasta mediados de 1994 y luego 20 mil pesos. De esa gestión de reparto, se encargó el subsecretario Kaplan y Raúl Castellini.

Camilión fue ministro de Defensa de la Nación entre el 5 de abril de 1993 y el 24 de junio de 1996, y sustrajo, según se tiene por probado, entre 20 mil y 50 mil pesos por mes. Estos caudales públicos estaban asignados por ley a su ministerio en calidad de fondos reservados y eran depositados en una cuenta del Banco Nación que exclusivamente manejaba el imputado.

Fuente: Fiscales.gob.ar


Compartir: 
Etiquetas:  ,