| Femicidio

Mató a la esposa embarazada, se ahorcó y el hijo de 4 años estuvo dos días encerrado

El nene estuvo dos días con los cadáveres.

Una mujer embarazada fue hallada asesinada con un cable alrededor del cuello y al menos 11 puñaladas y su pareja y presunto femicida apareció colgado de una soga, en un aparente femicidio seguido de suicidio ocurrido en una casa de la localidad bonaerense de Gregorio de Laferrere, en el partido de La Matanza, donde un niño de 4 años, hijo de la víctima, permaneció encerrado dos días.

El hecho se descubrió ayer en una vivienda de la calle Fournier al 4000 de la esa localidad del oeste del conurbano.

Una mujer llamó al 911 y convocó a la policía porque desde el viernes no tenía contacto con su hermano adicto a las drogas y el alcohol y temía que hubiera hecho algo malo.

La pareja vivía en una casa en construcción que alquilaba en la planta alta de esa vivienda, y que tiene una habitación, un living y un baño.

Al ingresar el personal policial a la propiedad, el primer cadáver que encontró en el living fue el de la mujer de 30 años, que tenía un embarazo de seis meses.

El cuerpo de la mujer estaba en el piso, con una remera y ropa interior, con un cable del servicio de internet alrededor del cuello y manchas de sangre.

Tras el trabajo de los peritos en el lugar luego detectaron que la víctima tenía al menos 11 puñaladas en la zona del pecho.

En el fondo, al lado de la cocina, apareció el cadáver del hombre, de 36 años y nacionalidad boliviana, que colgaba de una soga desde un caño del termotanque.

Encuentran al nene

Voceros judiciales indicaron a Télam que, a partir de la evidencia hallada en el lugar, se pudo reconstruir que el hombre tuvo un primer intento de suicidio al colgarse con un cinturón que se le cortó por su propio peso.

La policía luego encontró encerrado en la única habitación de la vivienda a un niño de 4 años con signos de deshidratación.

Al nene lo trasladaron de urgencia a un centro asistencial donde se le brindó asistencia médica y psicológica, ya que estuvo al menos 48 horas en la casa junto a los cuerpos.

Lee más: El femicidio de Florencia: el llamado al 911 que la policía ignoró y pudo evitar su muerte

Si bien en un principio las fuentes policiales habían dijeron que el niño era hijo de la pareja, voceros judiciales aclararon a Télam que sólo era hijo de la mujer y que se lo entrgaron a su padre.

En la escena del crimen trabajaron peritos de Policía Científica, quienes secuestraron dos armas blancas con manchas hemáticas, una cuchilla y un cuchillo tipo Tramontina, que se secuestraron como evidencia para su análisis y estudios de ADN.

No había antecedentes

El caso, donde intervino personal de la comisaría sur 1ra. de Gregorio de Laferrere, lo investiga el fiscal Marcos Borghi, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) temática de Homicidios de La Matanza, quien caratuló la causa como “femicidio y suicidio”.

Si bien se aguardan los resultados de las autopsias, todo indica que los hechos ocurrieron durante la jornada del viernes último.

Los vecinos que viven abajo de la vivienda donde ocurrió todo dijeron que ninguno de ellos alcanzó a escuchar alguna discusión, pelea o algo que hiciera presumir lo que sucedió.

En un primer relevamiento, el fiscal Borghi constató que no había antecedentes ni denuncias previas por violencia de género, aunque se les tomará declaración testimonial a las personas del entorno.