| Investigación

Maradona se cayó y golpeó la cabeza días antes de su muerte, pero no lo atendieron

Lo dijo el abogado de una de sus enfermeras.

La ambulancia tardó 11 minutos en llegar.

El abogado de la enfermera que asistía a Diego Armando Maradona en su casa del barrio San Andrés, del partido de Tigre, aseguró hoy que el ex astro de fútbol se cayó y se golpeó la cabeza días antes de morir, aunque no le hicieron estudios a pesar la operación.

Además, contó que en los días previos a su muerte, Maradona presentaba una frecuencia cardíaca elevada para un paciente con problemas de corazón y que tampoco se tomaron medias al respecto.

“Maradona se cayó el miércoles anterior a su fallecimiento, se cayó y se golpeó y tampoco lo llevaron a hacer una resonancia o una tomografía”, aseguró Rodolfo Baqué, abogado de la enfermera Dahiana Gisela Madrid, quien es testigo en la causa por la muerte del exfutbolista.

“Cuando se cae, lo levantan, no fue mayor el golpe, pero se golpeó el lado derecho de la cabeza, contrario al de la operación. Siguió su vida normal”, agregó.

Problemas de corazón

En una entrevista con el canal TN, Baqué contó que además Maradona presentaba problemas cardíacos y que “nadie tomó nota de los avisos que iba dando su corazón”:

“Por los chequeos que le realizaba el enfermero del turno noche, Maradona tenia frecuencia cardiaca 115 y el día anterior al fallecimiento tenia 109, y todos sabemos que un paciente con problemas coronarios no puede superar las 80 pulsaciones por minuto. Maradona iba avisando que había problemas con su frecuencia cardiaca y no lo asistieron con medicación”, expresó.

El abogado dijo que el exfutbolista estaba bajo tratamiento psiquiátrico cuando, según opinó, debía estar bajo el seguimiento de un “equipo interdisciplinario”, ya que “había dos cuestiones: una psiquiátrica y una clínica”.

Lee más: Se presentó a declarar el médico de Diego, a quien se investiga por homicidio culposo

“Maradona se podría haber atendido en la clínica más lujosa del mundo y tenia un baño químico en la habitación; de no haber estado ahí (en la casa de Tigre) Maradona hoy estaría vivo”, expresó Baqué.

Respecto del rol que tuvo su clienta en el cuidado del exastro de fútbol, el abogado dijo que sólo trabajó en la casa nueve días y que en una sola oportunidad, el primer día, tuvo contacto con Maradona, quien la vez siguiente la despidió.

Sin control

“Ella solamente lo trató el primer día, un viernes, y el lunes, cuando fue otra vez, Maradona la despidió, le dijo que se fuera y la gente que estaba con Maradona le dijo que se quedara (…) nunca más pudo atenderlo o constatarle los signos vitales, la medicación que le daba la psiquiatra ella se la daba a la asistente de Maradona, que se la daba”, detalló.

Para Baqué, Maradona “no estaba en condiciones de decidir” y pasaba “hasta tres días encerrado en su habitación sin siguiera ver la televisión”.

“Maradona fue sacado de la clínica y lo trataron por un tema psiquiátrico de adicción al alcohol y creo, por lo que yo veo, que se olvidaron del tema del corazón”, concluyó.


Compartir: