| Entrevista con Vanesa Ragone

La productora de la serie sobre el crimen de María Marta promete: “Les va a gustar”

La showrunner habla del estreno Crónica de una tormenta y de la serie sobre María Marta García Belsunce.

Vanesa Ragone habla de todo.

Vanessa Ragone es una de las figuras más significativas de la realización cinematográfica y audiovisual de los últimos años en la Argentina.

En su rol de productora, junto a HADDOCK FILMS, estuvo detrás de las películas más exitosas del cine nacional, como la reciente “La noche de los 12 años” de Álvaro Brechner, las versiones cinematográficas de las novelas de Claudia Piñeiro o la ganadora del Oscar “El secreto de sus ojos” de Juan José Campanella, solo para mencionar algunas.

Este jueves estrena en Cine.ar “Crónica de una tormenta” dirigida por la argentina radicada en España Mariana Barassi y protagonizada por Clara LagoErnesto Alterio y Quique Fernandez, quienes componen un intenso trío actoral.

Basada en la obra de teatral “Testosterona” de Sabina Berman, la historia del filme trata sobre la lucha de poder entre un hombre y una mujer, en donde se mezcla lo afectivo, lo laboral y la corrupción, en el ascenso de uno de ellos al cargo de director de un diario, en medio de una noche tormentosa en Madrid, justo antes de Navidad.

Antes de la pandemia

En una charla con el programa radial Crimen y Ficción en Eco Medios AM1220, Vanessa Ragone contó sobre los temas que aborda esta coproducción que “se anticipó al cine de pandemia”, sobre las nuevas formas de producción y exhibición de las grandes plataformas y la situación de la actividad cinematográfica en épocas de Covid.

Además, anticipó sobre “Carmel: Quién mató a María Marta?” la mini serie sobre el caso García Belsunce que estrena Netflix el 5 de noviembre y donde ella se desempeñó como “showrunner”, en una vuelta al cine documental de sus inicios.

 –Tenés buen ojo para elegir guiones y producciones. ¿Qué fue lo que te interesó de “Crónica de una tormenta”?
-Me pareció super interesante la propuesta, es una obra que tienen sus años y que ya traía muchas de las problemáticas que hoy están tan vigentes en relación con las mujeres y las diferencias laborales que muchas veces sufrimos.
Mariana (Barassi) propone una visión muy actual de esa problemática en una película que es muy austera, muy de cámara, muy de fotografía y que los actores juegan un rol super esencial. Clara Lago, Ernesto Alterio y Quique Fernández hacen un triángulo de poder, de amor y de odio que está muy bueno. Me gustó que sea una propuesta más austera, más cerrada y menos rimbombante. Incluso es casi una película de pandemia, previó cuestiones de producción a las que ahora estamos obligados.

En un diario

-Está muy bien caracterizada la redacción del diario, tanto el ambiente como los periodistas. ¿Tuvieron un asesoramiento al respecto?
-Sí. Mariana investigó y también tiene su propio vínculo con el periodismo. Con Gerardo (Herrero) hicimos varias películas en ese mundo, por ejemplo “Betibú” (Miguel Cohan, 2014). Yo soy hija de periodista y reportero gráfico, viví en redacciones toda mi infancia. De todos modos, hubo investigación en redacciones para buscar esos elementos que puedan generar el verosímil en un ámbito que, aún minimalista, pueda sentirse como una redacción de diario.

-Aunque no parece usual que la subdirectora del diario le compre los regalos navideños al director…
-(Risas) Ese es el lugar que a veces ocupamos las mujeres, aún en situaciones de poder. Ser subdirectora de un diario no es poca cosa y sin embargo tiene que comprar los regalos. Acá también se mezcla un vínculo de maestro-discípula y un vínculo afectivo que se va a desarrollar, pero todo es parte de esos roles imprecisos entre hombres y mujeres que todavía hoy se dan, por más deconstruidos que estemos.

-Está muy de moda hablar de los “Showrunner” y vos desempeñas ese rol en “Carmel: Quién mató a María Marta”. ¿En qué consiste?
-Es una figura mixta entre el guión, la dirección y la producción. Parece nuevo, pero no lo es. En los canales de TV clásicos es el “productor general”. Alejandro Romay, por ejemplo, era el “showrunner” de todos sus programas (risas). También implica la participación en el montaje y el formato final. Es un rol muy gratificante. Yo siempre participé activamente de los aspectos creativos o artísticos, pero la figura del showrunner te da ese espacio y todo el mundo sabe que ese es tu lugar. Creo que siempre fui una especie de “showrunner” oculta o no implícita de todas las películas que produje. No soy productora de planilla de Excel, eso es lo que más me interesa, más que los números y las cuentas.   

En pandemia

-¿Cómo crees que impactan los cambios de la exhibición y producción de las grandes plataformas en la forma de hacer cine nacional?
-Creo que es un cambio de paradigma muy grande, que ya estaba en proceso y que la pandemia agilizó. Hay muchos aspectos que abordar sobre esto y es interesante desde muchos lugares.
Estas grandes plataformas han crecido más todavía en el último tiempo y tienen un nivel de acceso y de audiencia enorme, también un poderío de comunicación.
Netflix posteó el trailer de la serie “Carmel…” y en pocas horas tenía 200.000 visualizaciones, eso es imposible para un trailer cinematográfico en ese tiempo.
Yo estoy viendo películas argentinas en plataformas como Netflix, Amazon y otras, que en su momento no pude ver en salas, y veo la reactivación de comentarios y el interés.  

-¿Cómo estás viviendo el contexto de pandemia como productora y qué proyecciones hay para la realización cinematográfica?
-Complicada. Mucha gente está pensando en guiones de pandemia. Yo he leído varios y no son de mi interés realmente, pero también quizás haya que reestructurar la cabeza. No siento que estemos cerca de rodar con normalidad en la Argentina. El riesgo de empezar a rodar una película y tener que cortarla por un contagio o cuarentena estricta, es algo que una película argentina media no pueda abordar.
Lo que se está rodando tiene detrás a las grandes plataformas que pueden asumir ese riesgo en caso de inconveniente. Nuestro cine, el cine nacional que conocemos, está en una crisis muy grande, de financiamiento y de posibilidades de retomar.
Yo no me atrevería a empezar un proyecto hoy, se está visualizando un contexto para marzo/abril, pero mientras que no haya vacuna es una actividad compleja. Hacer que el protocolo funcione es mucho dinero y más horas semanas de trabajo. Estamos todos revisando estrategias, es un condicionamiento muy grande.

María Marta

-¿Qué podés adelantarnos de la serie “Carmel: Quién mató a María Marta?”
-Es una serie de 4 capítulos, sobre el caso García Belsunce. Tiene todo lo que vemos y nos impacta de las series “True Crime” estadounidenses, el formato es parecido. Tiene entrevistas importantísimas a las personas que estuvieron involucradas en el caso: la familia, la fiscalía, peritos de todo tipo, periodistas. También buen y novedoso material de archivo. Después toda la profundización que una serie puede darle a un caso de estas características, por el tiempo que pasó y la investigación muy larga detrás. Esto nos permitió ir en profundidad a las hipótesis que se manejaron en todo el proceso y las explicaciones entre lo que pasó o no pasó. Les va a gustar.