| Movimientos

La ministra de Seguridad confirmó que revisarán el peritaje de Gendarmería en la causa Nisman

Fue confirmado por la ministra de Seguridad en conferencia de prensa.

Nisman tenía una cuenta en USA sin declarar en el fisco local.

La ministra de Seguridad, Sabina Frederic, confirmó hoy que se realizará una revisión del polémico peritaje realizado por la Gendarmería Nacional en la causa por la muerte del fiscal Alberto Nisman y que sostuvo que el funcionario judicial había sido asesinado por dos hombres pese a todas las evidencias en contrario existentes en el sumario a cargo del juez Julián Ercolini.

Durante una conferencia de prensa en la que anunció las nuevas cúpulas de las fuerzas de seguridad, la funcionaria sostuvo que “es importante señalar que nosotros somos Poder Ejecutivo nacional y las fuerzas dependen de nosotros, con lo cual la revisión que nosotros podemos hacer es una revisión técnica-administrativa”.

“El resultado de esa pericia -puntualizó- es un resultado que evalúa la Justicia y que corre por otro carril; lo que nosotros vamos a hacer es evitar el fortalecimiento de las sospechas sobre la calidad de esa pericia”.

“Para eso nuestro camino crítico es solicitar a las fuerzas que nos envíen sus reglamentaciones administrativas y técnicas mediante las cuales llevan adelante las pericias, y vamos a solicitar una evaluación externa; quisiéramos contar con el Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema, que es el organismo más calificado, con mayor tradición, y que además tiene un reglamento”.

Revisión técnica administrativa

En ese plano, Frederic indicó que “la tarea es una revisión técnico-administrativa de los procedimientos que se siguen para realizar pericias en las cuatro fuerzas federales con el objeto de mejorar la calidad de lo que produce”.

“En ese camino -adelantó-, vamos también a trabajar sobre la casuística, es decir, con casos en que haya intervenido, y vamos a incluir a éste, porque es un caso controvertido que debería salir de la controversia”.

La titular de la cartera de Seguridad insistió en que “es un análisis técnico, científico, administrativo, que no tiene nada que ver con lo que hace la Justicia”.

“Lo que sí es importante tener en cuenta es que la Justicia tiene criterios que hace que se demande a una u otra fuerza tal o cual pericia, por lo cual los criterios de la Justicia inciden sobre el desempeño de estos cuerpos, que son parte del Poder Ejecutivo”, agregó.

Frederic estuvo acompañada en la rueda de prensa por el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, a quien se le preguntó si el presidente Alberto Fernández estaba al tanto de lo que hace la ministra sobre esa revisión de pericias, dijo que el jefe del Estado “está al tanto, informado y apoya la tarea que está llevando adelante” Frederic.

Peritaje de Bullrich

El peritaje de la Gendarmería fue realizado por peritos de la fuerza cuando Patricia Bullrich era la titular del Ministerio de Seguridad y sin haber tomado contacto con el cuerpo de Nisman. Es decir, realizaron un nuevo estudio con los elementos que había en la causa, como las filmaciones e informes de la autopsia que había sido realizada por los expertos del Cuerpo Médico Forense, que depende de la Corte Suprema de Justicia.

El peritaje de la Gendarmería sostiene que Nisman fue drogado con una sustancia utilizada por veterinarios, llamada ketamina, y que fue golpeado y llevado por la fuerza al baño de su departamento en Puerto Madero, donde supuestamente lo asesinaron. Los peritos de Gendarmería dicen además que le habían fracturado la nariz a Nisman de un golpe, algo que los expertos de la Corte nunca podrían haber pasado por alto.

La autopsia de los expertos del Cuerpo Médico Forense sostuvo que no hubo terceras personas en el baño donde Nisman apareció muerto, con lo cual sostiene que se suicidó. La muerte se llevó a cabo con una pistola que le llevó el perito informático Diego Lagomarsino, que trabajaba con Nisman en la fiscalía.

Los expertos de Gendarmeria no explican como entraron y salieron del edificio los supuestos asesinos, como las puertas del departamento estaban cerradas con llave desde adentro y porque no había señales de lucha dentro de la vivienda. La defensa de Lagomarisno objetó el resultado de la pericia, pero el juez Ercolini nunca se dignó a convocar a un plenario con los peritos de la Corte y los de la fuerza de seguridad que entonces dependían de Bullrich.