| Corrupción

La Justicia de Uruguay pide la extradición del contador de Lázaro

La Justicia identificó un campo que vale 14 millones de dólares y un terreno en Punta del Este y que fueron comprados por el empresario.

Pérez Gadín al momento de ser detenido.

Pérez Gadín al momento de ser detenido.

La Justicia uruguaya comprobó que la compra de una estancia y de un terreno en ese país, en la zona de Punta del Este, pertenecen al empresario argentino Lázaro Báez, y que el intermediario fue el contador Daniel Pérez Gadín, por lo que se pedirá su arresto y extradición para ser interrogado por esas operaciones.

Pérez Gadín, al igual que Báez, se encuentra detenido desde abril de 2016, por orden del juez federal Sebastián Casanello, en la causa por la que se investiga la llamada ruta del dinero k. Por lo cual el primero pedido de la Justicia de Uruguay ya está cumplido: resta ahora determinar si se dispone la extradición.

“El fiscal de crimen organizado, Luis Pacheco, pidió a la Justicia que solicitara a Argentina el arresto con fines de extradición de Pérez Gadín, contador de Báez, y quien figuraba como titular de la sociedad que adquirió la estancia El Entrevero en 2011 por US$ 14 millones”, informó el diario uruguayo El Observador.

El mismo diario comprobó que existe un segundo terreno “a nombre de Jumey SA, ubicado en la zona del Faro José Ignacio, que adquirió de Traline SA por escritura celebrada el 30 de agosto de 2011, por la suma de US$ 320.000”.  Quien aparece como titular de la compañía comprado es Pérez Gadín.

El fiscal Pacheco sostuvo que de la investigación surgen “elementos de convicción suficientes para entender prima facie que la adquisición de los bienes inmuebles adquiridos en Uruguay por Jumey SA constituyen una conversión de dinero procedente de los delitos de corrupción imputados en Argentina a Lázaro Báez y Daniel Pérez Gadín, entre otros”.

La diputada Graciela Ocaña había denunciado ante el fiscal del crimen organizado que se investigara a quienes pertenecían las dos propiedades, luego de que el diario El Observador descubriera que estaban a nombre de Pérez Gadín, el histórico contador del empresario Báez, detenido hace casi dos años.

Fuentes cercanas a la diputada dijeron que las dos propiedades fueron embargadas por la Justicia uruguaya y que se pedirá que el dinero vuelva a la Argentina, para recuperar fondos que son de la corrupción.

“Lázaro Báez fue quien quiso comprar el campo. Hoy en día el campo está a nombre de Pérez Gadín. GD me comenta el negocio, yo se lo comento a Báez, que me dice que sí… de Traline se transfiere a una sociedad que se llama Jumey, y de Jumey termina en cabeza de Pérez Gadín”, había declarado en su momento el valijero Leonardo Fariña, para explicar la maniobra.

“El Observador pudo constatar que el actual dueño del campo El Entrevero (150 hectáreas ubicadas entre José Ignacio y La Barra que costaron US$ 14 millones) es Jumey, una sociedad anónima presidida por Daniel Pérez Gadín, contador de Lázaro Báez, a quien la Justicia investiga como el presunto líder de la red de lavado asociada al expresidente Néstor Kirchner. Pérez Gadín también figura como imputado en las investigaciones judiciales”, había consignado el diario uruguayo hace tres años, cuando dio a conocer los resultados de su investigación periodística.