| Resolución

La jueza ordena el desalojo del campo y Dolores dijo que la van a sacar muerta

La jueza Castagno ordenó el desalojo del predio Casa Nueva, aunque apelarán.

dolores

Dolores dijo que no dejara el campo.

La jueza María Carolina Castagno ordenó hoy el “reintegro en forma inmediata” del predio Casa Nueva, en la provincia de Entre Ríos, a los tres hermanos varones de la familia Etchevehere y su madre, en el marco del conflicto que mantenían con su hermana Dolores.

Tras el fallo, Dolores afirmó hoy que la justicia de Entre Ríos “falló a favor de los poderosos, a favor de los corruptos”.

“No voy a salir de acá; me van a sacar muerta. Una vez más la Justicia de la provincia de Entre Ríos falló a favor de los poderosos, a favor de los corruptos. Esto es un ejemplo de lo que yo viví a través de estos 11 años de calvario”, dijo Dolores, a través de un audio difundido por uno de sus abogados, Juan Grabois, tras conocerse el fallo.

En ese sentido, añadió: “Siempre, cada vez que yo trato de ejercer mis derechos hereditarios, mis derechos naturales, siempre la Justicia de Entre Ríos, favorece a los corruptos, aceptas sus ordenes: No voy a salir de acá, me van a sacar muerta”.

Tras conocerse el fallo, los miembros del Proyecto Artigas anunciaron que “van a respetar las decisiones de la Justicia” y apelarán la decisión de la jueza María Carolina Castagno, quien ordenó el “reintegro en forma inmediata” del predio Casa Nueva en la provincia de Entre Ríos.

Restituir el campo

En una resolución leída esta mañana en los tribunales entrerrianos, la magistrada dispuso “restituir el campo” y “disponer el reintegro en forma inmediata del predio, con cuidado de las personas y bienes, solo acudiendo a las fuerzas en caso de que se torne indispensable”.

En la parte resolutiva del fallo, la jueza Castagno dispuso hacer lugar a los recursos de apelación que habían sido interpuestos por la fiscalía y la querella, que habían cuestionado la resolución del juez de La Paz, Raúl Flores, quien había rechazado el desalojo.

Lee más: La fiscalía admite que no hubo violencia en el ingreso a la estancia de Dolores Etchevehere

La jueza dispuso “disponer el reintegro inmediato” del campo Casa Nueva a Las Margaritas S.A., en la persona de Leonor Marcial de Etchevehere.

Asimismo, la jueza ordenó a la Policía de la provincia de Entre Ríos iniciar el lanzamiento (desalojo) y “hacer cesar el delito de manera inmediata, con el mayor cuidado de las personas y los bienes, identificando a los ocupantes”.

Apelan la decisión

Tras conocerse el fallo, uno de los abogados de Dolores, Facundo Taboada, adelantó que se apelará la decisión judicial: “Vamos a apelar esta decisión de la jueza y eso es con efecto suspensivo hasta que decida el tribunal superior. No nos vamos a ir del campo”, aseveró.

La jueza sostuvo en la audiencia que existe verosimilitud en el pedido de los dueños de Las Margaritas en la demanda iniciada por Leonor Barbero Marcial viuda de Félix Etchevehere, ya que “el informe de propiedad dice que el campo casa nueva es de la empresa las Las Margaritas S.A y que la presidenta de la sociedad es Leonor Barbero”.

La jueza hizo referencia a un acuerdo que se firmó en de agosto de 2018 en forma privada y que luego Dolores denunció en sede federal, donde sostuvo que la firma fue consecuencia de la extorsión de la que fue víctima por parte de sus hermanos.

Lee más: Delitos que Dolores le imputa al ex ministro: robar tierras a una escuela rural, falsificar la firma del padre enfermo (entre otros)

“No quedan dudas de que Dolores Etchevehere es heredera y también surge claro que la propiedad de Casa Nueva es de Las Margaritas”, dijo la jueza Castagno que no atendió el argumento de la defensa de Dolores, que había sido víctima de una extorsión.

La posición de los hermanos

La jueza tomó los argumentos de los hermanos y dijo que el fallo del juez Raúl Flores que la semana última rechazó el desalojo “concurre en una arbitrariedad al sostener que la cesión de las acciones fue consecuencia de la extorsión que Dolores sufrió por parte de sus hermanos”.

Rechazó los argumentos de la defensa de Dolores y consideró que hubo un “análisis sesgado del juez Flores y arbitrariedad al descartar el pedido de desalojo reclamado por los Etchevehere”.

La jueza aclara que el fallo respecto del desalojo no abarca la cuestión de fondo -el pleito entre los hermanos sobre la herencia familiar- sino que se aboca a definir la pertinencia de la medida cautelar solicitada.

Aseguró que el ingreso de Dolores Etchevehere al campo familiar junto a un grupo de 40 personas constituyó “un abuso de confianza”.

La jueza también recordó que “el campo es titularidad de Las Margaritas S.A.” y afirmó que, a través de distintas asambleas solitarias y acuerdos de partes, Dolores Etchevehere decide “escindirse de Las Margaritas y crear dos nuevas sociedades, a las cuales traslada sus acciones”.