| Investigación

La historia desconocida del “Titanic español” que naufragó cuando venía a Buenos Aires lleno de migrantes

Tres mujeres se convirtieron en heroínas al rescatar a 48 personas.

Grandinetti protagoniza a un periodista.

El 2 de enero de 1921 sobre las costas de Galicia se produjo la mayor tragedia marítima civil de España. En la madrugada de ese día cubierta por una espesa niebla, naufragó el buque Santa Isabel, a unos 200 metros de la isla Sálvora, cuando se disponía a cruzar el Atlántico hacia Buenos Aires.

Eran momentos en que los españoles buscaban una salida a sus penurias económicas con la migración hacia América. Buenos Aires era el destino de ese buque que había partido cargado con 269 personas, en su mayoría migrantes que esperaban llegar a la Argentina a construir un nuevo destino. Murieron entonces 213 personas.

En medio de la tragedia se inscribió una historia de enorme heroísmo. Tres mujeres que vivían en la isla se embarcaron en un pequeño bote para ir a buscar a los viajeros que estaban en el agua, después del accidente.

Según recuerdan los diarios de la época, María Fernández Oujo, Josefa Parada y Cipriana Oujo Maneiro, de 14, 16 y 24 años respectivamente, rescataron en varios viajes a 48 personas. Fueron reconocidas como las “Heroínas de Sálvora” y se les otorgó la Cruz de Tercera Clase con Distintivo Negro y Blanco del Consejo de Estado y la medalla de Salvamento Marítimo.

Esa es la historia que relata la película La isla de las Mentiras, que se estrenó la semana pasada en Cine.ar, la plataforma del Incaa. Fue dirigida por la española Paula Cons y uno de sus protagonistas es Darío Grandinetti, quien interpreta a un periodista argentino que viaja hasta la isla para cubrir la historia del naufragio.

“Investigué sobre el tema para la película, aunque mi personaje es inventado. No existió. Vi todo el material que había. Cuando llegué ahí me regalaron libros. Y, además, me interesó mucho algo: el heroísmo de esas mujeres. No se ve en la película pero si uno investiga, ve el recorrido que hicieron estas mujeres en ese barquito. Además, el barquito está en el museo y es prácticamente una cáscara de nuez. Y estas mujeres hicieron dos veces el recorrido de muchos kilómetros porque ellas se lanzaron por una playa al mar y tenían que recorrer un tramo largo, con la tormenta, con la niebla, sin ver hasta llegar al lugar del naufragio. Era casi en la otra punta de la isla. Luego, debían volver e ir de nuevo. Es de un heroísmo tremendo”, dijo Grandinetti al referirse a su trabajo en diálogo con Página 12.

“Es más la historia de la isla y de esas mujeres que la del barco. El barco es una excusa para contar eso. No es como Titanic, que cuenta la historia del barco. Esto no. Es la excusa del barco para ver lo que pasaba en esa isla, lo que ocurría, la leyenda de los piratas en tierra. Además, sucede en una época en que esas tierras pertenecían a un tipo. Y había una ley que indicaba que todo lo que cayera en ese lugar era del propietario de la tierra. No había ninguna empresa que pudiera ir a reclamar nada”, agrega el actor.

La trama de la película busca rescatar la historia de las tres mujeres y al mismo tiempo cuenta la vida en la isla, la explotación a la que eran sometidos sus habitantes por un duque que era el propietario de las tierras. Y se aventura en una versión libre sobre las constantes naufragios en la zona y el mal funcionamiento del faro.

“El caso aquí es muy desconocido. Yo llegué a él porque una amiga mía fue a una pequeñísima exposición sobre el tema. Viene y me lo cuenta. Le digo pero de qué me estás hablando. Cómo puede haber habido un naufragio donde murieron 213 personas frente a las costas de Galicia y no lo conozca”, explica la directora de la película en diálogo con el programa Crimen y Ficción, por la radio Eco Medios.

“Me pareció alucinante. Y cuando conocí la gesta de tres mujeres que a oscuras, en medio de la niebla, en una barquita de tres metros de largo salvaron a 48 personas ya realmente se me salieron los ojos de las cuencas. Y realmente me interesó porque yo soy una mezcla de periodista y cineasta. Pues siempre me ha interesado mucho el cine basado en hechos reales. De hecho yo también hago documentales”, agrega Paula Cons.

Y aunque la película se basa en un hecho real como fue el naufragio y el rescate protagonizado por las tres jóvenes campesinas, se adentra en una trama de intriga que plantea dudas sobre lo ocurrido esa noche. Y si bien se trata de un filme de época vira hacia el policial con una muerte ocurrida en la isla antes del naufragio. Y el periodista protagonizada por Grandinetti trata de dar con la verdad de la trama. Y cómo ocurre la mayor parte de las veces con el periodismo, el corresponsal nunca termina de entender lo que ha sucedido.