| Columnistas

La fuerza de un privilegio

Por Graciana Peñafort

No dar quorum es una herramienta legítima del trámite parlamentario. Lamentablemente, la oposición la utiliza para defender jubilaciones de privilegio de una minoría, cuyo status privilegiado pagamos todos los argentinos.

Porque no nos engañemos, los miembros del Poder Judicial cobran jubilaciones realmente sustantivas, a las que aportamos todos. Y digo esto con la impotencia que me da las medidas que ha tenido que adoptar este gobierno que banco y al que pertenzco respecto a los jubilados.

Es tan injusto que duele. Hay una enorme mayoría de jubilados respecto a los cuales este gobierno tuvo que adoptar medidas para que puedan acceder a los remedios en forma gratuita, aunque sea. Que no se mueran por falta de remedios. Mira los términos de subsistencia mínimos.

Mientras que la política se encamina a defender jubilaciones que en un mes, cobran casi el doble de lo que un jubilado de la mínima cobra en todo el año.

Para ser claros, un jubilado con la mínima cobra $15.891. Y la jubilación promedio del poder judicial es de $ 293.107.

Eso es lo que están defendiendo quienes no den quórum para tratar la ley sobre jubilaciones. Esos privilegios. Que pagas vos, mientras recorres oficinas para que te den los remedios gratis para tu viejo, que se jubiló con la mínima después de trabajar toda su vida.

Amenazan con éxodo de jueces y funcionarios del Poder Judicial. Mirá que suerte tienen, que se pueden ir y garantizarse una jubilación de lujo. Si vos te vas, o si me voy yo, nos cagamos de hambre.

Porque esa es la fuerza de un privilegio.

Y mientras Alberto Fernández y todo el gobierno se las está viendo en figuritas para afrontar la debacle económica que nos dejaron los mismos que no dan quórum, el campo amenaza con una nueva guerra por el aumento del 3% de las retenciones.

No comparto pero es súper respetable la posición de jueces como Lugones, que es lógico tiene que representar el interés de sus representados.

Lo que no es respetable es la extorsión de ciertos medios de comunicación para defender privilegios. Sean de los jueces o del campo.

Derrotados que fueron en las elecciones de 2019 por la fuerza política cuyo certificado de defunción firmaron en tantos editoriales, hoy apuestan al caos y el fracaso del gobierno que denostan.

De la mano de los mismos que nos dieron 4 horribles años de caos sin editoriales”.


Compartir: