| Violencia institucional

La familia del hombre muerto en la comisaría de San Clemente dice que fue un homicidio

La familia dice que tratan de encubrir a los 9 policías que están detenidos.

Familiares del hombre que murió en una comisaría del balneario bonaerense San Clemente del Tuyú aseguraron que el hecho, por el que hay nueve policías presos, fue “claramente un homicidio”.

Mientras tanto, el ministro de Seguridad provincial, Sergio Berni, dijo que “hay muchas cosas que no cierran” en la autopsia realizada, y pidió que se realice otra.

Laura Lagana, expareja de Alejandro Martínez (35), quien murió el último jueves por la madrugada en una seccional policial de esa localidad del Partido de La Costa, tras un arresto, expresó que “lo mataron a golpes”.

“Claramente fue un homicidio, lo mataron a golpes y están tratando de encubrir a los policías acusados”, señaló en diálogo con Télam la mujer, quien es además madre de un hijo de la víctima y abogada.

Las dudas

Berni explicó que a Martínez se lo arrestó  “tres veces en menos de una semana”, y que en una de esas ocasiones “lo encontraron tirado en la calle totalmente drogado, que no respondía a nada por lo tanto llamaron a la policía que lo llevó al hospital”.

“El jueves a la noche, llaman del hotel porque estaba con un brote psicótico rompiendo todo. Cuando llega la policía, el hombre, lejos de resistirse, estaba sentado en la cama diciendo que lo querían matar, todo con un delirio, y lo llevan a la comisaría caminando. Obviamente que estaba lleno de moretones y lastimaduras por ese brote que tenía”, dijo.

En ese sentido, cuestionó los resultados de la autopsia: “Dice que ´por los datos expuestos la muerte dataría aproximadamente de 17 a 20 horas´, después empieza a describir todas las lesiones que tiene. Y dice ´se deja constancia que dichas lesiones tendrían un tiempo de evolución menor a 24 horas´, o sea que corresponderían exactamente con el episodio violento que tuvo en el hotel”.

Berni detalló que, de acuerdo a esta medida pericial, “lo único como traumatismo contuso que se observa es la fractura de dos costillas”, y consideró que esta lesión “solamente puede producir muerte” cuando se lesiona un pulmón, pero “en la autopsia los pulmones y las pleuras están intactas, no hay ninguna lesión pulmonar”.

Soporte legal

La Comisión Provincial por la Memoria (CPM), en su carácter de mecanismo local de prevención de la tortura, se presentó como particular damnificada institucional en la causa en la que se investiga la muerte por asfixia de Martínez.

En el mismo sentido, la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires, a través de la Dirección de Políticas contra la Violencia Institucional y la Dirección de Asuntos Jurídicos de Personas en Situación de Encierro, tomó intervención en la causa y se puso a disposición de la familia.

Según se informó, ya tuvieron las primeras comunicaciones para brindarle asesoramiento y contención para afrontar su pérdida y acompañarla durante el proceso judicial.

A Martínez  lo arrestó la policía bonaerense en un hotel de San Clemente del Tuyú, donde al parecer sufrió una crisis, y fue luego lo llevaron a la comisaría de esa localidad, donde falleció horas después.

Tras la autopsia, que indica como causa probable de muerte una asfixia mecánica, nueve policías bonaerenses quedaron presos.

Desde la secretaría de DDHH, informaron que “al tratarse de una muerte en contexto de encierro que podría ser causada por actos u omisiones de agentes del Estado en violación a la obligación de respetar el derecho a la vida, se solicitó ante la Fiscalía el pleno cumplimiento de la normativa referida a la violencia institucional, y se ajuste la actuación fiscal a los principios que garanticen el estándar máximo en materia de Derechos Humanos”.

En tanto, la CPM se presentó como particular damnificada ante el juzgado de Garantías 4 del Municipio de la Costa, que interviene en la causa instruida por la UFI 11, Descentralizada de Mar de Ajo, a cargo del fiscal Pablo Gastón Gamaleri.