| Noticias

La acusación de CFK en su libro a Garavano por encubrimiento en la AMIA

La ex presidenta dedica un capítulo al titular de Justicia. El reconocimiento al radical Cimadevilla.

Garavano tiene un potencial problema entre manos.

El capítulo 9 del libro de Cristina Kirchner encierra los peores fantasmas para el ministro de Justicia, Germán Garavano. En esas líneas de Sinceramente, la ex presidente le hace un reconocimiento público a la denuncia que Mario Cimadevilla (ex titular de la Unidad AMIA) realizó contra el Gobierno por entender que desde la cartera de Justicia se quiso salvar a los ex fiscales Eamon Mullen y José Barbaccia en el juicio por presunto encubrimiento.

CyR reveló semanas atrás que Garavano está muy preocupado – así lo ha compartido a su entorno directo -, por la posibilidad de que el kirchnerismo gane las elecciones y de que él sea apuntado por la Justicia ahora como nuevo encubridor de una zaga lamentable.

“Cuando por la mañana bajé para desayunar, como siempre, abrí mi computadora. Al ingresar al portal del matutino porteño Página 12 vi la fotografía en colores del ex titular de la Unidad Especial AMIA nombrado por Macri, el radical Mario Cimadevilla,que acusaba al presidente de no estar dispuesto a cumplir el compromiso de buscar la verdad sobre el atentado, de proteger a los amigos del gobierno y de sujetar la investigación a los intereses de los EE.UU. e Israel: “Yo le dije al Gobierno que no iba a encubrir a nadie”, declaraba Cimadevilla, y así tituló el diario… ¡Plop! El fondo de tapa son las ruinas en blanco y negro de la AMIA, la verdadera tragedia”, expresa el texto de CFK.

La ex Presidente dice compartir varios de los criterios que expone Cimadevilla sobre las deficiencias en la investigación del caso AMIA y el interés del Gobierno de acoplar la búsqueda de la verdad con intereses geopolíticos.

“Confieso que el hecho de que esta coincidencia se diera con un ex senador radical, integrante de la alianza Cambiemos y ex titular de la Unidad Especial de Investigación UFI-AMIA designado por Mauricio Macri, en un informe de más de cincuenta páginas y después de dos años y medio al frente de esa fiscalía especial, excedía con creces todas mis expectativas”. señala.

Cimadevilla terminó muy mal con el Gobierno de Cambiemos y posiblemente ni siquiera sería candidato a diputado en Chubut por la UCR. Este medio pudo conocer que en los últimos días se contactó con Cristina Kirchner – vía Marcelo Fuentes – y que en breve se reunirían a tomar un café. Las inquietudes de Garavano podrían ir en aumento.

AMIA: denuncian al ministro Garavano por encubrir a los ex fiscales

Los dos ex fiscales terminaron condenados en el juicio de encubrimiento aunque a una pena leve de sólo dos años de prisión en suspenso, al ser acusados por la fiscalía y querellas.

“Desde el momento mismo en que se me ofreció, y acepté, la titularidad de esa Unidad Especial de Investigación, tuve muy en claro que la tarea que se me encomendaba no iba a estar exenta de cuestionamientos, entorpecimientos, operaciones difamatorias, amedrentamientos y todo tipo de maniobras obstructivas; porque cuando un atentado de las características del perpetrado contra la sede de la mutual judía en nuestro país atraviesa casi un cuarto de siglo sin ser investigado como para exhibir resultados tangibles y concretos, es porque el Estado y sus distintas dirigencias (los gobiernos) no han tenido decisión para hacerlo”, decía Cimadevilla en las primeras páginas del informe.

“Al menos, agradezco que la Unidad Especial de Investigación AMIA haya desaparecido sin tener que convertirse en una “Unidad Especial de Encubrimiento”, cuando ya su Gobierno ni siquiera intentaba fingir que alguna vez hubiera tenido intención de cumplirla aquella promesa”, escribía furioso el dirigente radical.