| Columnistas

Justicia por Luján

Por Marisa Peñalva*

Hace 14 meses que nuestras vidas han cambiado para siempre, nuestra María Luján se nos fue para siempre; ni siquiera pudimos hacer un duelo porque somos nosotros mismos quienes tenemos que andar investigando y preguntando.

Desde el momento en que el gobernador Urtubey salió a decir que fue un pacto suicida (una hora después de ser encontradas las chicas) todo el sistema de policía y de seguridad no mostró ningún interés en la investigación. De más está decir que los medios de comunicación oficiales salieron a repetir la fábula creada por Urtubey. Hasta hoy nos preguntamos la razón por la que éste se tomó la molestia de viajar desde el Chaco en el helicóptero de la provincia para informar personalmente el “suicidio” de las chicas. ¡Algo insólito! Un caso sin precedentes, nunca antes estuvo presente en ningún crimen.

Pasaron catorce del asesinato de Luján y Yanina. Cuando se cumplió un año de sus muertes y supimos que el expediente no se había movido, organizamos una caravana a la Ciudad Judicial y  como resultado fuimos agredidos físicamente por la propia policía de Salta para desistir de la marcha pacífica que hacíamos.

En junio el expediente pasó a manos del juez Pablo Arancibia.La semana pasada este dio lugar a un careo entre los peritos para resolver las evidentes contradicciones. El juez también pidió que se haga una pericia psicológica de las chicas, en los próximos días. Hay muchísimos pedidos de parte de nuestro abogado que en su momento fueron hechos al juez Farah y que este los rechazó a todos sin fundamento, inclusive testimonios que podrían ser muy relevantes.

En Salta están ocurriendo casos insólitos, hay cientos de casos impunes y nadie da respuestas. Será que para Urtubey es más importante mostrar a Salta turísticamente, como dice la propaganda: visite Salta, Salta te enamora.

*Tía de María Luján Peñalva.


Compartir: