| Escándalo

Imputan al juez Gemignani por privación ilegal de la libertad

El juez serán investigado por haber ordenado el arresto de una prosecretaria del tribunal, que se había negado a ejecutar un inventario. Violencia de género.

Gemignani quedó en el centro de la polémica.

Gemignani quedó en el centro de la polémica.

La fiscal Paloma Ochoa imputó al juez de Casación Juan Carlos Gemignani y a dos policías por la presunta comisión del delito de privación ilegítima de la libertad agravada por la detención de una prosecretaria ocurrida la semana pasada.
Ochoa emitió el dictamen luego de que el juez federal Daniel Rafecas le corriera vista de la denuncia presentada por la prosecretaria de la Cámara de Casación, Ana María Expucci, contra el juez Gemignani quien ordenó su detención la semana pasada luego de que se negara a ejecutar una orden.
La fiscal también le solicitó al juez la protección de la joven en el marco de los programas de violencia contra la mujer y violencia institucional en virtud de que “el agresor y el agredido trabajan en el mismo lugar”, según explicaron fuentes judiciales.
Si bien la fiscal no tipificó el hecho, las fuentes consultadas informaron que analizará el caso también con una perspectiva de género por lo que ya ordenó remitir copias de sus actuaciones a la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin) y a la Unidad Fiscal especializada de violencia contra las mujeres.
La fiscal también pidió que se investigue a los policías que llevaron detenida a la prosecretaria de modo de establecer si ejecutaron una orden de detención ilegal.
El jueves pasado, el juez Gemignani dispuso la detención de Expucci luego de ordenarle que realizara un inventario recibir una negativa como respuesta. Según declaró al presentar la denuncia, Expucci quería saber primero en el marco de que causa se le estaba dando esa orden.
En tanto, los jueces que integran la Cámara de Casación aprobaron realizar una “prevención sumaria” para reconstruir los hechos ocurridos el día que el juez Juan Carlos Gemignani ordenó la detención de una secretaria por no ejecutar una orden que le había impartido.
Los jueces de Casación tomaron la decisión luego de rechazar un pedido del propio Gemignani que propuso iniciarle un sumario administrativo a la secretaria Ana María Expucci, quien lo denunció por privación ilegítima de la libertad.
La “prevención sumaria” es una instancia en la que se reúnen pruebas para luego determinar si es pertinente o no abrir un sumario administrativo en contra de un funcionario judicial, explicaron fuentes de la Cámara de Casación.
Las mismas fuentes calificaron como “injusto” y “extemporáneo” el intento de iniciar un sumario administrativo en contra de la secretaria y coincidieron en que una acción semejante debió haberse impulsado antes de que se desataran los hechos que sumieron a la Casación en un escándalo.
Los que votaron a favor de la votaron por abrir la investigación fueron Gemignani, Liliana Catucci, Eduardo Riggi y Mariano Borinsky, mientras que los que se opusieron fueron el presidente del tribunal Alejandro Slokar y los jueces Gustavo Hornos y Ana María Figueroa.