| Peritaje

Ercolini ordena continuar la autopsia psicológica de Nisman

El estudio había sido ordenado por la jueza Palmaghini y Ercolini ordenó que continúe. La causa aún está en apelación ante Casación Penal.

La muerte de Nisman aún no fue esclarecida.

La muerte de Nisman aún no fue esclarecida.

El juez federal Julián Ercolini ordenó retomar la autopsia psicológica del fallecido fiscal Alberto Nisman, que había sido dispuesta por la jueza Fabiana Palmaghini antes de desprenderse del expediente.

La autopsia psicológica es un estudio que se realiza a partir de entrevistas con las personas allegadas al fallecido (amigos, familiares y compañeros de trabajo), además del estudio de los ambientes donde se desenvolvía el fallecido.

El objetivo del estudio es determinar el estado de ánimo de la persona fallecida para tener una herramienta más para encaminar la investigación. En este caso, para ayudar a dilucidar si podría haberse tratado de un suicidio o un homicidio.

Ercolini dispuso continuar con la pericia que había dispuesto la anterior jueza del caso, Palmaghini, antes del pase del fuero criminal ordinario al federal, según la resolución difundida hoy.

La pericia había comenzado con reuniones por parte de expertos del Cuerpo Médico Forense, pero todo quedó suspendido cuando la jueza se declaró incompetente para seguir con la investigación por la muerte del ex titular de la UFI AMIA y resolvió el pase al fuero federal.

El pase al fuero federal fue ratificado por la Cámara del Crimen, pero el único imputado en la causa, Diego Lagomarsino, apeló esa decisión y está ahora a estudio de la Cámara Nacional de Casación Penal. Este tribunal envió un oficio a Ercolini pidiéndole la causa Nisman para analizarla.

Paralelamente, el abogado del técnico informático Lagomarsino, Gabriel Palmeiro, presentó un escrito donde pidió que el nuevo juez se abstenga de ordenar medidas hasta que se resuelva la cuestión de competencia de manera definitiva.

El juez accedió a enviar copias certificadas del expediente al Tribunal de Apelaciones y entendió que sí puede continuar con aquellas medidas que ya habían sido ordenadas por Palmaghini y que quedaron suspendidas, como la autopsia psicológica.

Esto se resolvió “ante la posibilidad de que el transcurso del tiempo torne deficiente o imposible su realización” y por estarse ante un “acto procesal irreproducible y definitivo en juicio”.

El juez tuvo en cuenta que el peritaje “ha sido iniciado”, de lo cual dan cuenta actas en el expediente en las que constan reuniones de peritos al respecto.

Por eso, ordenó al Cuerpo Médico Forense de la Justicia Nacional que “no obstante el cambio de jurisdicción” retome su trabajo.
El pedido para continuar con la pericia fue hecho a Ercolini por el fiscal federal Eduardo Taiano, quien tiene delegada la investigación, ante la “urgencia” de contar con un resultado.

Ercolini fue sorteado para quedar al frente de la causa y recibió más de 60 cuerpos de la causa judicial actualmente guardados bajo llave en una de sus oficinas.

Ante su decisión de delegar la pesquisa en el fiscal Taiano y su equipo, Ercolini dispuso también ahora certificar junto a la fiscalía las partes de la causa que deben ser guardadas de manera reservada.