| En Rosario

En un juicio abreviado condenan a la temible banda Los Monos

Uno de los líderes de la banda recibirá una pena de nueve años, pese a haber estado acusado de homicidio. Sostienen que el acuerdo es porque temían que no se pudieran probar los delitos.

En un juicio abreviado que provocó una gran polémica, dieciocho integrantes de la banda de Los Monos admitieron ayer, al firmar un acuerdo, formar parte de una asociación ilícita y 14 de ellos recibirán penas de entre nueve y tres años de prisión.

Como la causa se trabajó en los tribunales provinciales, en este caso la organización no fue juzgada por narcotráfico. Ese delito debe ser investigado por la Justicia Federal, en la que aún no se conocen expedientes contra la banda.

El acuerdo generó polémica. El ex secretario de Seguridad provincial, Enrique Font, y el Defensor General de Santa Fe, Gabriel Ganón, criticaron duramente la causa. El juez Juan Carlos Vienna, quien procesó a los integrantes de “Los Monos”, respondió apuntando a la Justicia Federal por no investigar a la banda por la venta de drogas.

Entre los beneficiados en el acuerdo que alcanzaron fiscales y abogados defensores –y que será homologado hoy por la Justicia– está Ariel “Guille” Cantero, uno de los líderes de la banda. También figuran su madre, un grupo de sicarios, el cerebro financiero del grupo, un policía y un suboficial de Prefectura.

Ariel Máximo Guille Cantero, líder del grupo, fue beneficiado con este acuerdo y pasó de estar procesado como autor material del homicidio de Diego Demarre, que sucedió tras el crimen de Claudio Pájaro Cantero en mayo de 2013, a ser partícipe secundario.

Guille Cantero evitó así una posible condena a cadena perpetua si se enfrentaba a un juicio ordinario, y en poco más de dos años empezará a gozar de los beneficios de salidas transitorias si consigue un trabajo.

Este acuerdo excluye la posibilidad de que los delitos que cometieron los miembros de esta banda -que nació hace más de 20 años en el barrio La Granada y se transformó en uno de los grupos narcocriminales más importantes de Rosario- fueran ventilados en un juicio.

Se confirma además que estos ilícitos, en su mayoría vinculados con el narcotráfico, deberían haber sido investigados con mayor certeza en la justicia federal y no bajo la carátula de asociación ilícita en el fuero provincial.

El defensor general de Santa Fe, Gabriel Ganón, calificó como “escandaloso” el acuerdo de juicio abreviado. “Se atribuyen a esta organización decenas de homicidios. Otorgarle al líder de esta banda una pena de nueve años me parece escandaloso”, advirtió. El funcionario opinó que “la ciudadanía se merecía asistir a un juicio oral y público, y ver la verdad de lo que pasó”.

Con este acuerdo se cierra una causa que se inició el 8 setiembre de 2012, tras el crimen de Martín Fantasma Paz, y que se reavivó con el raid de venganzas que desplegaron los Monos a partir del crimen de Claudio Cantero el 26 de mayo de 2013. A pesar de los cuestionamientos al juez Juan Carlos Vienna -cuya conducta es analizada en los tribunales al trascender que viajó a Estados Unidos con el padre de un narco- la Cámara de apelaciones confirmó los procesamientos contra los integrantes de la banda, entre ellos 17 policías, que no entraron en el acuerdo. Lo que se adujo en los tribunales de Rosario es que la debilidad de ciertas pruebas -en su mayoría escuchas telefónicas- generaban incertidumbre a la hora de llevarlas a un juicio ora


Compartir: 
Etiquetas: