| Rebajó la pena a un violador

El juez Piombo volvió a defender su insólito fallo

El juez dijo que se quiere hacer del caso un “circo romano” y que buscan su cargo en la Cámara de Casación Penal bonaerense. Avanzan los pedidos de juicio político para los dos magistrados que firmaron el fallo,

Piombo está en la picota.

Piombo está en la picota.

El juez Horacio Piombo, quien junto a su colega Benjamín Sal Llargués rebajó la condena a un violador de un nene de seis años, defendiò su decisió y afirmó que se quiere usar su fallo para armar un “circo romano” y que detrás de todo hay “intereses políticos”: quitarle su banca en el Tribunal de Casación Penal de la provincia de Buenos Aires.

“Nosotros decidimos que en este caso se trataba de un chico que había sido abusado con anterioridad, lo que había cambiado su vida”, dijo el juez para explicar porque se decidió rebajar la pena, pese a que se consideró probado el delito.

El chico ya había cambiado totalmente de hábitos. El menor ya venía con travestismos. Nosotros, lamentablemente, tuvimos que mencionar estos hábitos en el fallo, pero era como hecho sintomático. Después está el dictamen de los psicólogos, que nos informaron sobre los cambios”, agregó en un reportaje con el diario La Nacion.

El magistrado insistió en que “está probado es que algo pasó con el menor, algo muy serio, porque cambió totalmente de hábitos antes que sucediera este [último] hecho. El menor comenzó a realizar cosas en lugares.. No es muy lindo decirlo: comenzó a ofrecerse para hacer ciertas cosas a la gente. Nosotros consideramos que este hecho no había sido el puntapié inicial de todo. Este caso había sido un aprovechamiento más de una situación que debía ser punida sin la agravante”.

“Nosotros teníamos que ver si fue gravemente ultrajante. Si le cambió la vida. Lo que quiero decir muy claro es que una persona puede ser varias veces en la vida sometida a situaciones gravemente ultrajantes, pero en este caso los psicólogos ubicaban que lo gravemente ultrajante había ocurrido antes. Porque el chico ya había adoptado una serie de costumbres que no son costumbres que se adopten en la escuela. Por eso se dictó este fallo”, agregó el magistrado.

Tras el fallo varios legisladores de la provincia de Buenos Aires anunciaron que pedirán el juicio político de los dos magistrados, mientras se inició una campaña de recolección de firmas para pedir la destitución de los dos jueces de la Cámara de Casación Penal.

 


Compartir: 
Etiquetas:  ,