| Juicio por a AMIA

El ex juez Galeano está convencido de que lo quieren condenar

El exjuez acusado de haber encubierto el ataque cree que Lorenzetti se movió para que salga una condena que sirva de ejemplo. Los vínculos con el triple crimen.

El futuro de Galeano es sombrío.

El futuro de Galeano es sombrío.

“El tribunal quiere un juicio express y así va a ser, es el arreglo que Lorenzetti tiene con el kirchnerismo y jueces en lugar de llevar un debate serio están presionados”, disparó Juan José Galeano en la noche del jueves, después de la primera jornada del juicio oral por el encubrimiento de la causa AMIA.

El ex juez federal sabe que se juega todo porque con Carlos Menem son los dos acusados más comprometidos y los delitos que les imputan no son excarcelables.
En las últimas semanas Galeano tiene una muletilla que no lo abandona y es recordar que cuando el instruyó el caso AMIA lo dejo con 1100 cuerpos. “Es una locura que Nisman en más de 10 años apenas llegó a los 500 cuerpos, evidentemente mucho no trabajó”, replica.
El futuro inmediato no es favorable para el exjuez. La semana pasada en un restaurante de zona norte el camarista Jorge Ballestero (que es junto a Rodolfo Canicoba Corral el mejor vínculo del sciolismo en Comodoro Py) habría dicho que  este gobierno y el que viene necesita que alguien “vaya preso” por el caso AMIA.
El propio Daniel Scioli, único candidato presidencial del Frente para la Victoria, se habría mostrado inflexible en la última cita que tuvo con la embajadora israelí en Buenos Aires.
Los fiscales José Barbaccia y Eamon Mullen  en cambio creen tener más chances de zafar de la cárcel. A diferencia de Galeano ellos no aparecen filmados.
En el primer día de audiencias, en el fondo de la Sala, entre el público se podía divisar un hombre de traje oscuro y corbata azulada. Se trata de un socio del laboratorio Abbot, firma para la cual trabajaron en los últimos años los dos exfiscales.
Esa empresa está cruzada por la sombra del Triple Crimen. El empresario asesinado Sebastián Forza habría intentada adquirila y ante el rechazo habría facilitado información para afectar sus operaciones, dicen fuente que conocen la trama.
Por eso Mullen y Barbaccia saben muchas cosas de ese crimen atroz, que sacudió a la política argentina una noche de invierno de 2008. Saben, pero prefieren callar, dicen las fuentes.
Otro que conocía Forza y que esta sentado entre los acusados es el ex comisario Jorge “Fino” Palacios. Fueron contactados por un amigo común de la SIDE cuando el empresario tuvo un problema vinculado a su seguridad.
Esta semana Palacios fue duramente increpado desde los medios del oficialismo por ser visitado en la cárcel por el juez que debía investigarlo, Claudio Bonadio. Bonadio y Palacios, dos enemigos predilectos de Alberto Nisman. En el juicio todavía queda mucha tela por cortar.

Compartir: 
Etiquetas:  , ,