| Lawfare

Después de la confesión de Pagni, Florencia K habló de los orangutanes que la enfermaron

La hija de CFK se refirió a la persecución judicial en su contra. La confesión del columnista de La Nación.

florencia kirchner

Florencia y Cristina en Cuba.

Florencia Kirchner está internada hace más de un año en Cuba, adonde había viajado para realizar un curso sobre cine, pero ya no pudo regresar debido a un complicado cuadro de salud, que la obligó a quedarse en la isla.

Desde entonces, Cristina Kirchner viajó más de una decena de veces a Cuba, muchas de ellas incluso en plena campaña electoral. La última fue en enero. Antes de regresar al país se tomó algunas fotos con su hija. 

Florencia abrió una cuenta de Instagram y la compartió. Luego compartiría algunas otras imágenes donde recomienda libros, casi todos con una mirada feminista. Y ahora volvió a realizar una publicación en la que criticó a la Justicia y al ejercicio del lawfare, la persecución judicial y mediática de los opositores.

La joven de 29 años se convirtió en uno de los blancos que la Justicia federal desató contra su familia Kirchner. Fue imputada en la causa que investiga los ingresos de los Kirchner a través de los alquileres de hoteles Hotesur y Los Sauces, y propiedades en Santa Cruz.

A ella se la acusó, además, de haber obtenido de manera ilícita alrededor de 5 millones de pesos, siendo que sus abogados habían demostrado que se trataba de parte del dinero que heredó de los bienes de su padre fallecido.

Hicieron cualquiera

“Cada vez que el macrismo generaba un nuevo hundimiento, sabía que era semana de mi nombre difamado por todos lados, de los orangutanes de la justicia metiéndose en mi casa y haciendo conmigo lo que querían, fuera de cualquier marco legal”, escribió.

En la misma línea, sostuvo que esos ataques contra su persona y su familia “se había vuelto un plan sistemático”. “Me enfermaron, sí, pero jamás lograron que odiara mi nombre”, puntualizó.

El texto en el que Florencia por primera vez responsabilizó de su enfermedad al lawfare y fue acompañado de una fotografía que data de abril 2016, según precisó ella misma.

Sin embargo, no es la primera vez que la hija de la vicepresidenta utiliza la red social para expresarse públicamente. Comenzó a hacerlo luego de la última, cuando a principios de febrero y durante la presentación de su libro Cristina Kirchner “Sinceramente” habló de una mejoría en el estado de salud de su hija.

“En Argentina el lawfare tuvo además un componente mafioso porque extendió el ataque a toda la familia. En mi caso, se tradujo en la persecución a Florencia, tal vez por verla vulnerable, tal vez porque advirtieron que era un lugar especial para mí, donde podían horadarme”, dijo aquel día la vicepresidenta.

Las declaraciones de Florencia Kirchner no pueden dejar de relacionarse con las declaraciones de Carlos Pagni, el principal columnista político del diario La Nación, quien en el mismo canal de cable del grupo aseguró que el uso indiscriminado de las prisiones preventivas por parte de los jueces comenzó cuando el diario estuvo a punto de publicar una foto de los magistrados en la tapa del diario un domingo para acusarlos de ser cómplices de la “corrupción kirchnerista”.

Silencio judicial

“Los jueces de Comodoro Py -confesó Pagni- empezaron a hacer un uso compulsivo, indiscriminado y violatorio de las prisiones preventivas cuando el diario La Nación, un domingo, estuvo por publicar la foto de todos los jueces federales de Comodoro Py que eran responsables de la impunidad del kirchnerismo. A raíz de ello, varios magistrados pensaron que debían producir una noticia para desplazar esa tapa, y metieron preso a Ricardo Jaime. La opinión pública y la prensa es lo que hizo que contrafóbicamente sobreactuaran los jueces con las prisiones preventivas, que ahora en muchos casos las vemos como aberrantes”.

Las declaraciones de Pagni generaron una enorme repercusión en el mundo de la política, aunque hubo un silencio mayoritario en la Justicia,salvo el fiscal Federico Delgado.

Al hablar sobre el arresto de Jaime dijo que “la primera detención de Jaime era en una causa nuestra y me enteré por televisión un sábado a la mañana, las declaraciones me dejan helado, lo que dice es gravísimo y deberían llamarlo a declarar” y agregó, “celebro que dijera esto, ojalá no termine en el testimonio de un periodista y que los actores que tienen responsables estén a la altura”, en diálogo con Andrés Lerner en Salvemos Kamchatka por FM La Patriada.