| Noticias

Cuatro chicos muertos a causa de la corrupción policial

No se detuvieron en un control policial y les comenzaron a disparar. Terminaron chocando con un camión.

Las cuatro víctimas de la policía.

Otra vez la impericia, la negligencia y el discurso oficialista de promoción de la mano dura provocaron una tragedia. Ahora en San Miguel del Monte, donde la pésima actuación policial provocó la muerte de cuatro jóvenes.

El 20 de mayo, alrededor de la 1 de la madrugada, tras ser perseguidos por un vehículo policial de la Estación Comunal de San Miguel del Monte, cinco jóvenes que se trasladaban en un Fiat Spazio impactaron contra un acoplado estacionado.

Según se informó, cuatro de ellos perdieron la vida. Danilo Sansone tenía 13 años, Gonzalo Domínguez 14, Camila López 13 y Carlos Aníbal Suárez 22. La quinta ocupante del auto, Rocío, tiene 13 años y continúa internada en grave estado en el hospital El Cruce de Florencio Varela.

El fiscal general de La Plata, Héctor Bogliolo, confirmó que una de las víctimas en San Miguel del Monte tenía una bala en uno de sus glúteos. El dato confirma que la policía disparó contra el auto, donde también se habría encontrado un orificio.

“Dispararon hacia el vehículo. Ahora se está periciando nuevamente el auto, que está destrozado y aparentemente tendría un orificio”, aseguró en radio La Red. “Se investiga como homicidio, yo diría que sí, hay que ver qué opina el fiscal de primera instancia”, agregó el funcionario.

Desde el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires se informó que el titular de la cartera, Cristian Ritondo, a través de la Auditoría General de Asuntos Internos, desafectó a tres policías involucrados en hecho que culminó con la muerte de los cuatro jóvenes.

“Si el accionar policial no fue el que corresponde queremos que a los efectivos les caiga todo el peso de la ley. No habrá protección de la Provincia si un policía no hizo lo que tenía que hacer”, sostuvo el funcionario bonaerense.

Se trata del subcomisario Julio Franco Micucci, el capitán Rubén Alberto García y el oficial Leonardo Daniel Ecilape, quienes fueron apartados de sus cargos hasta tanto se culminen las pericias y la justicia resuelva sus responsabilidades en el hecho, dijeron en la cartera de Seguridad.

El padre de Danilo Sansone, una de las víctimas, explicó que los cinco chicos iban en un coche y quizás por temor no se detuvieron frente a un control policial y que la respuesta fue que los efectivos comenzaron a los tiros.

“El fue a encontrarse con las amiguitas en la plaza, a las once de la noche. Vino el chico este (NdR: por Aníbal Suárez, de 22 años, otro de los fallecidos) y los llevó a dar una vuelta, como cualquier auto que sale”, dijo el papá.

“El patrullero le hizo una seña de luz y el chico no frenó, aceleró un poquito. Uno saca el cuerpo y le empieza a tirar tiros”. Al mismo tiempo, entre lágrimas reveló que una vecina encontró “cuatro vainas de .9mm. Los hicieron chocar contra el camión. En vez de hacerle un cerrojo, como tiene que ser, me lo siguieron corriendo hasta que lo hicieron meter abajo de un camión, porque tenían miedo los chicos. Les iban tirando con balas, no con piedritas”.

“Camila y Rocío eran como hermanas, estaban todo el tiempo juntas. Ella me pidió permiso para que Rocío se quedara a dormir para el otro día ir a la escuela. Las escuché reírse en la cocina, esto eran diez y pico de la noche. Vino Rocío y Cami se levantó, porque nos habíamos acostado. Dejaron su campera, todo en la cocina. Me dormí y no escuché cuando salieron. No tenían pensado irse, porque si te vas te ponés la campera”, recordó a su vez la madre de Camila López.

Tras el hecho, familiares y vecinos de Monte responsabilizaron por el accidente a la policía, y realizaron una protesta, con cortes de calles en los que se registraron algunos incidentes contra efectivos de la comisaría local.Durante esa manifestación, la agente Noemí Esther Baigorria recibió un golpe en la cabeza, por lo que luego fue intervenida por una fractura en el cráneo.