| Evaluación

“Cómo evitar el abuso sexual”, uno de los temas más pedidos en las clases de ESI

Surge de una evaluación oficial. Es una de las demandas de los alumnos de sexto grado.

Los cambios fisiológicos de la adolescencia, el cuidado del cuerpo y la salud y “cómo evitar el abuso sexual” son los temas de Educación Sexual Integral (ESI) con mayor demanda de información entre los chicos de sexto grado de primaria, según los resultados de la evaluación Aprender 2018.

El dato surge del informe “Educación Sexual Integral en la escuela primaria” realizado por el Ministerio de Educación de la Nación para dar a conocer e los resultados de ese “censo nacional educativo” que es la Evalución Aprender 2018, sobre la implementación de esta política en el aula “a partir de las respuestas de estudiantes de 6º grado de primaria, docentes y directivos”.

El informe también sostiene que, según los directivos participantes, “el 98% de las escuelas primarias trabajan, con distintos niveles de abordaje, contenidos de ESI”.

Uno de los apartados de la publicación de 98 páginas trata sobre “los temas de ESI que los estudiantes demandan” y los temas que tuvieron mayor cantidad de menciones fueron “los cambios del cuerpo en la adolescencia” y el “cuidado del cuerpo y la salud” (38% cada ítem).

Cómo evitar el abuso

Muy cerca quedaron otros como “cómo evitar el abuso sexual” (34%) y la prevención del maltrato (30%), “temas sensibles y urgentes, donde la escuela tiene un rol clave para la detección y abordaje de esta problemática de violencia que, según estadísticas oficiales, ocurre en un 53% de los casos en el ámbito familiar”, sostiene el informe.

En quinto lugar de los tópicos más demandados se ubica “Los derechos de los niñas, niñas y adolescentes”, respecto a los cuales “la escuela es un actor estratégico” para garantizar su ejercicio.

Respecto a las diferencias entre escuelas públicas y privadas, la encuesta demuestra que mientras la prevención el abuso sexual y la del maltrato “fueron seleccionados en mayor proporción por los estudiantes de escuelas del sector privado”, mientras que en las escuelas públicas hay mayor interés por “el cuidado del cuerpo y la salud, y los cambios del cuerpo en la adolescencia”

En cuanto la diferencias por sexo, del estudio se desprende que “a las mujeres les gustaría tener más información sobre todos los temas presentados en mayor proporción respecto a los varones”, mientras que ellos tuvieron una mayor representación entre quienes “no les interesa obtener más información” sobre esos temas vinculados a la ESI (24% y 16% respectivamente).

Más mujeres preguntan sobre abuso

Entre las mujeres, 4 de cada 10 dicen que les gustaría obtener información sobre cómo evitar el abuso sexual, mientras esta proporción entre los varones es de 3 de cada 10.

A su vez, 34% de las mujeres mencionó la prevención del maltrato, mientras que esta proporción entre los varones fue del 25%.

Otras diferencias significativas entre mujeres y varones se presentaron en las categorías métodos de prevención del embarazo y enfermedades de transmisión sexual: en ambos temas las mujeres superaron a los varones en la demanda de mayor información, con una diferencia de 9 y 10 puntos porcentuales respectivamente.

En tanto, la mayor coincidencia se observa en el tema el cuidado del cuerpo y la salud: 4 de cada 10 varones y mujeres dijeron que les gustaría recibir mayor información sobre este tema.

Piden más información

“Estas diferencias podrían explicarse debido a que los temas que fueron seleccionados en mayor proporción por las mujeres son aquellos en los cuales ellas son las principales afectadas”, concluye el informe.

Por otro lado, si se tiene en consideración el nivel socioeducativo (NSE) del hogar, se observa que los estudiantes que provienen de hogares con NSE alto seleccionaron en mayor proporción los contenidos de cómo evitar el abuso sexual y prevención del maltrato.

Si bien 7 de cada 10 docentes afirma haber recibido capacitación, les gustaría recibir más preparación sobre prevención del grooming, la vulneración de derechos (abuso sexual, violencia de género y trata de personas) y las nuevas formas de masculinidad y femineidad.