| Polémica

Bullrich dijo que Holanda es un narcoestado: interna policial y baja en la tasa de criminalidad

Los dichos de la ministra generaron críticas en las redes sociales. Un país que cierra cárceles porque no tiene presos y las quejas de la policía.

En otra muestra de la liviandad y falta de rigor con que se abordan ciertos temas en este Gobierno, la ministra de Seguridad de la Nación Patricia Bullrich, dijo en un programa de América TV que Holanda “es un narcoestado, hasta sus propios ministros lo dicen”, lo que generó una catarata de críticas en medios y redes sociales.

La funcionaria aseguró que “la despenalización de la droga fracasó en todos los lugares donde se aplicó. En Holanda hoy están diciendo que es un narcoestado. Están en una crisis. Son los principales exportadores de droga de síntesis en Europa”.

Y sin dar fundamentos de sus dichos aseguró que “todo por la despenalización, que lo que hace es bajar la idea del riesgo y aumentaron los problemas de salud, choques y de muertes. Cuando se baja ese umbral, aumenta inmediatamente la cantidad de consumidores”.

Las declaraciones de la ministra provocaron decenas de réplicas en las redes, ya que Holanda tiene una de las tasas de criminalidad más bajas de toda Europa, a tal punto algunas de sus cárceles fueron desactivadas porque no tienen ninguna utilidad, según consigna una nota de la BBC.

“Mientras que la mayor parte del mundo no sabe cómo lidiar con el hacinamiento en las prisiones, Holanda tiene el problema opuesto: poca gente a la cual encerrar. En los últimos años, 19 cárceles han cerrado y el año que viene otras más lo harán”, destaca el artículo publicado por la cadena británica.

“Hace una década, Holanda tenía una de las tasas de encarcelamiento más altas de Europa; ahora, una de las más bajas: 57 personas por cada 100.000 habitantes”, añade la nota de la BBC.

Quizás la ministra haya leido una nota en el mismo sitio de la BBC, publicada en marzo pasado, en el que consigna sobre el temor del sindicato de policías de Holanda, de que el país, se convirtiera en un narcoestado, como dijo Bullrich.

La nota consigna que “la Asociación de la Policía Holandesa (NPB, por sus siglas en inglés) envió al Parlamento un controvertido informe en el que asegura que las autoridades son incapaces de combatir el surgimiento de una “economía criminal paralela” y hechos asociados a organizaciones delictivas”.

El texto agrega que “el informe de la policía se basa en entrevistas a 400 detectives y otros agentes, quienes, según el texto, consideran que la delincuencia en todo el país experimenta una tendencia creciente.

“La aseveración contrasta con las cifras del gobierno, que sugieren que, en los últimos nueve años, la criminalidad en Holanda ha disminuido en un 25%, de acuerdo con datos del Ministerio de Justicia”.