| La compañía fue denunciada por la AFIP

Bodart denuncia que se cajonearon pedidos para clausurar Iron Mountain

El legislador denunció que inspectores de trabajo son perseguidos y que se cajoneó el pedido de crear una comisión investigadora. Maniobras sospechosas por 20 millones de dólares.

El depósito de Barracas quedó totalmente destruido.

El depósito de Barracas quedó totalmente destruido.

Ante la denuncia de la AFIP a Iron Mountain por presunto lavado de dinero, el diputado porteño Alejandro Bodart (MST) afirmó: “El subsecretario de Trabajo macrista, Ezequiel Sabor, cajoneó el pedido de clausura de los depósitos de Iron Mountain que le presenté en febrero. En la Legislatura tampoco aceptaron mi proyecto de formar una comisión investigadora. Una empresa cuyo incendio sospechoso se llevó 10 vidas, que incumple los requisitos más elementales de seguridad y que es investigada penalmente por lavado de dinero no puede seguir abierta ni un solo día más.”

Bodart agregó: “A los inspectores del Trabajo que han presentado denuncias formales, Sabor en vez de protegerlos los persigue con amenazas y descuentos compulsivos. Es el caso de los compañeros Edgardo Castro y Oscar Seguel, delegados de ATE, que vienen señalando falencias que además ponen vidas en riesgo. Mauricio Macri subió al gobierno como producto de Cromañón, pero el descontrol estatal y la corrupción continúan.”

El depósito que la empresa Iron Mountain tenía en un predio de Barracas se incendió en febrero y durante el combate de las llamas murieron diez personas entre bomberos y rescatistas del gobierno de la ciudad.

La denuncia de la AFIP quedó radicada en el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal No 12, que investiga a la multinacional Iron Mountain por presunto lavado de dinero, a raíz de la causa que se abrió la semana pasada.

La autoridad tributaria detectó maniobras financieras sospechosas de la compañía por 17,8 millones de dólares entre 2007 y 2014 y la investigación que acompaña el expediente judicial identificó en el funcionamiento de Iron Mountain Argentina SA una serie de comportamientos e inconsistencias que caracterizan delitos de lavado de dinero.
La fiscalización de la AFIP que acompaña la causa comenzó en junio de 2013, siete meses antes del incendio del 5 de febrero que destruyó el depósito de la firma en Barracas y dejó un saldo de diez muertos entre bomberos y rescatistas.
En paralelo, la Procuraduría Adjunta de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) y la Comisión Nacional de Valores (CNV) están finalizando la investigación sobre la documentación que resultó destruida por las llamas.
Los resultados preliminares de ese análisis advierten que durante el siniestro se perdieron cajas con datos claves para investigaciones por presunto lavado de dinero que involucraban a los bancos Patagonia, HSBC, JP Morgan y BNP Paribás.