| Investigación

Allanaron la casa del youtuber Martín Cirio, acusado de apología de la pedofilia

La causa se inició por la denuncia de un particular. Secuestraron elementos informáticos.

Martin CirioLa policía allanó la casa de la madre del youtuber Martín Cirio, que se hace llamar La Faraona, a raíz de una denuncia por apología de la pedofilia, que se radicó hace un mes.

La causa se inició hace un mes por la denuncia de un abogado que representa a una víctima de pedofilia, que se sintió agraviada por los dichos del mediático.

En esa fecha volvieron a circular una serie de tuits del supuesto cómico en los que hacía referencia a casos de abusos de menores, por lo que fue repudiado en las redes sociales.

“Novedades caso Martín Cirio: se levantó el secreto de sumario de la causa. Se realizó el primer allanamiento y se secuestraron 2 computadoras, 3 teléfonos celulares y 89 unidades de almacenamiento”, informó el miércoles el abogado Alejandro Sarubbi Benítez.

 

La causa quedó radicada en la fiscalía en lo criminal y correccional N°29, a cargo de Lucio Herrera, tras la delegación del juez de turno.

Además se dio intervención a la Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia (UFECI), dedicada a delitos informáticos a cargo del fiscal Horacio Azzolin.

Allanamiento

El operativo fue llevado a cabo por la Sección Ciberdelitos contra la Infancia, Niñez y Adolescencia, del Departamento Cibercrimen de la Policía de la Ciudad.

El allanamiento se realizó en una vivienda de Parque Patricios que pertenece a la madre de Cirio, dijeron fuentes del caso.

La denuncia es por los dichos de Cirio en las redes sociales, pero no es que lo se lo acusa a él en forma concreta de un caso de pedofilia.

“Más allá de que son tuits y cosas que pertenecen a otra época mía, de la sociedad y de Twitter también, hoy cuando me levanté y vi todas las capturas ni siquiera me reconocí escribiendo eso”, dijo Cirio en un video.

“Por supuesto lo escribí yo, no estoy sacándome la culpa de eso, pero dije ‘esto es horrible’. Ni siquiera puedo creer cómo pude escribir esas cosas pensando que era gracioso, que era un chiste o que alguien se iba a reír”, agregó.

Un pelotudo

De todos modos dijo que sus dichos no lo convierten en pedófilo, sino en “un pelotudo, en un insensible, en un montón de cosas”, aunque señaló que esas publicaciones las hizo en una red social a la que calificó como “la cloaca de internet”, donde “siempre se premia al más picante, al más ácido, al más políticamente incorrecto”.