| Estaba acusado de extorsión

Fiscal Marijuán pidió el sobreseimiento de Lázaro Báez

Había sido imputado de haber extorsionado a Federico Elaskar para la venta de su financiera SGI. También estaban acusados empleados y allegados del empresario.

El empresario es investigado por el juez Casanello.

El empresario es investigado por el juez Casanello.

El fiscal federal Guillermo Marijuan pidió este lunes el sobreseimiento de todos los acusados en el marco de la causa por supuesta extorsión al financista Federico Elaskar, para que vendiera su empresa SGI. Se trata del caso en el que estaban acusados entre otros el empresario Lázaro Báez y que había sido impulsado por el fiscal José María Campagnoli, actualmente suspendido.

Fuentes judiciales confirmaron que el fiscal Marijuan pidió el sobreseimiento de todos los acusados de extorsionar a Elaskar para que vendiera la compañía financiera que estaba ubicada en el mismo edificio del domicilio del vicepresidente Amado Boudou.

Entre los sospechosos de la supuesta extorsión se encuentran el empresario Lázaro Báez y su contador, Daniel Pérez Gadín. La causa, que derivó en la suspensión de Campagnoli,  quedó luego en manos  del juez Sebastián Casanello, que ahora debe decidir si dicta el sobreseimiento a los imputados.

Elaskar había denunciado a Báez en una entrevista en el programa Periodismo para Todos pero luego se desdijo. Pero la investigación fue impulsada por Campagnoli.

El expediente pasó por varios juzgados, primero fue investigada por la jueza María Gabriela Lanz, pero luego intervino la Cámara del Crimen y al resolver un conflicto de competencia derivó el caso al juez Casanello, quien también investiga a Báez por presunto lavado de dinero.

“Si no vendés, vas a terminar como Sebastián Forza”, es la frase que le adjudicaban a Pérez Gadín, pero para el fiscal Marijuan no hay pruebas suficientes en la causa que acrediten que existieron presiones para que Elaskar se desprendiera de su firma.

La Sala Quinta de la Cámara dio por cierto que “el eje central de esta investigación son los dichos de Elaskar en el programa Periodismo para Todos,  en donde refirió que desde la empresa que él presidía (SGI Argentina S.A.) se montaba una estructura legal, contable y financiera para crear empresas en el exterior”.

Para los camaristas la supuesta extorsión contra Elaskar forma parte del objeto procesal de la causa de Casanello por lavado, y por ello derivó el caso a este magistrado.