| En Berisso

Delincuencia rastrera: le roban a una mujer de 102 años

Dos ladrones se llevaron 150 pesos y un televisor de la casa de la anciana, que vivía sola. Sus familiares la encontraron temblando del susto luego del robo.

Dos delincuentes asaltaron a una anciana que acaba de cumplir 102 años en su casa de la localidad platense de Berisso y tras despojarla de 150 pesos y un televisor, la despidieron con un beso.

El singular asalto, que no tuvo características violentas, se produjo ayer, cerca de la 17:30, en la casa de Anunciada Salvatore, que había cumplido años el viernes pasado, en su casa de 165 y 15.

Mientras esperaba que llegara una joven que la cuida los fines de semana, dos hombres con traje y de unos 30 años de edad, rompieron dos puertas e ingresaron en la casa.
En primer lugar, los delincuentes engañaron a la anciana y le dijeron que eran sobrinos de su hija, pero luego desnudaron sus verdaderas intenciones de robo.
La anciana, que estaba recostada, le dijo a los intrusos: “¡No me maten!” y los ladrones la sentaron en una silla y le ordenaron que se quede quieta.
Enseguida se apropiaron del modesto botín, compuesto por el televisor y los 150 pesos en billetes, a los que agregaron algunas monedas, y escaparon de la casa, después de despedirse con un beso de la dueña de casa.
La mujer aseguró a sus familiares que no pudo observar que los delincuentes utilizaran armas.
Un yerno de Anunciada señaló al diario El Día que los asaltantes, para entrar a la casa “primero rompieron una puerta de reja del fondo, no sabemos si con alguna barreta o a patadas, y enseguida destrozaron otra puerta, que comunica con la cocina”.
“La despertaron, la hicieron sentar en una silla y le dijeron que se quedara quieta. Ella, muy asustada, sólo les pidió que no la maten”, indicó el hombre.
Además sostuvo que su suegra vive en la casa desde hace 64 años, enviudó hace 12, y nunca había sido asaltada en esa propiedad.
Por otro lado, explicó que la abuela, a la que describió como muy lúcida, “temblaba de los nervios” cuando fue encontrada tras el asalto, aunque luego pudo recuperarse en forma asombrosa.
“Ella temblaba de los nervios cuando la encontramos. Se pensó en llamar a una ambulancia, pero después vimos que se reponía de lo que le pasó”, explicó.


Compartir: 
Etiquetas:  ,