| Unificación de penas

Condenado a cinco años por robar con un arma de utilería

El condenado es un joven de 25 años, que estaba en libertad condicional y tenía condenas anteriores en suspenso. Robó un télefono celular y 126 pesos.

Un joven que intentó cometer un robo con un arma “de utilería” fue condenado a dos años prisión, que le unificaron en cinco por una pena anterior, y fue declarado reincidente por la justicia criminal.

los camaristas Gustavo Goerner, Alejandro Adrián Litvack y María Cristina Deluca Giacobini convalidaron el “juicio abreviado” en el que el joven Alejandro Ariel Grassi, de 25 años, reconoció su participación en el hecho perpetrado el 7 de enero último.

Esa tarde lluviosa Grassi -quien se encontraba en libertad condicional- amedrentó en la intersección de la avenida Larrazabal y Zequeira, de esta ciudad, a María Eugenia Mucaled, “mediante la exhibición de un arma de utilería” y la despojó que “un celular marca Samsung, modelo Galaxy, color blanco y de la suma de 126 pesos”.

Según la prueba analizada por los magistrados, la damnificada había buscado reparo de la lluvia “bajo el techo de una casa junto a otra mujer cuyos datos se desconocen, siendo que en un momento dado se acercó el imputado Grassi quien exhibiéndole un arma de utilería que portaba en la cintura le exigió la entrega” de los objetos de valor “para luego darse a la fuga corriendo”.

“Seguidamente, Mucaled y la mujer que se hallaba en el lugar observaron que en la vereda de enfrente se encontraba parado personal policial, que resultó ser el cabo José David Ocon, quien alertado por las señas de ambas mujeres comenzó a perseguir al incuso”, recrearon los jueces.

El efectivo policial lo hacía “dando la voz de alto en dos oportunidades al tiempo que empuñaba su arma reglamentaria, oportunidad en la que Grassi tomó el arma de utilería que portaba en su cintura y la arrojó al suelo, procediéndose finalmente a su detención y al secuestro” de los bienes robados.

Por este hecho se le impusieron dos años de prisión y se unificó en cinco años de cárcel con una condena anterior de tres años y 10 meses impuesta por el Tribunal Oral en lo Criminal 17 que, a su vez, comprendía otra de un año y ocho meses de prisión y una de tres años de prisión en suspenso.

Los camaristas finalmente resolvieron, en forma unánime, “declarar a Alejandro Ariel Grassi reincidente, conforme a lo dispuesto por el artículo 50 del código Penal”, el decomiso de la pistola de juguete y la devolución de los 126 pesos secuestrados a la víctima del intento de robo.


Compartir: 
Etiquetas:  ,