| Seis de cada diez están en prisión preventiva

El 80% de los detenidos en cárceles federales no tiene condena

El fiscal Abel Córdoba dijo que la población carcelaria se incrementó en los últimos años y rechazó la idea de que los delincuentes entran por una puerta y salen por otra,

El titular de la Procuradurí­a de Violencia Institucional, Abel Córdoba, precisó que del total de personas detenidas, el 57% está encerrado “preventivamente” y remarcó que el 80% de los encarcelados no tiene condena, es decir que “no fue juzgado y no salió del encierro”.

El funcionario aseguró también que es “sostenido” el crecimiento de la población carcelaria, al rechazar el concepto de que los que los delincuentes “entran por una puerta y salen por la otra”.

Con estos datos concretos, Abel Córdoba cuestionó el slogan de las cárceles con “puerta giratoria” que argumentan algunos dirigentes políticos para pedir un endurecimiento del sistema penal.

“Si uno analiza el universo de las personas detenidas que la Justicia nacional y federal envía a encierro, el 57 por ciento está encerrado preventivamente. Es decir; de 10 mil casos, casi seis mil entraron por una puerta y no salieron, sino que siguen encerrados”, explicó Córdoba en diálogo con Télam.

Según un informe de la Procuraduría de noviembre de 2013, en las cárceles federales seis de cada 10 detenidos se encuentra “bajo medidas cautelares de prisión preventiva dictadas por la Justicia nacional y federal”.

Córdoba dió cifras sobre política criminal determinada para algunos sectores estigmatizados, como los jóvenes, estereotipados como los “pibes de las villas urbanas”.

Según el informe, el 64 por ciento de los presos tiene menos de 30 años y, entre ellos, el 80 por ciento no tiene condena; es decir “no fue juzgado y no salió del encierro”.

“Con las mujeres, otro grupo que suele ser discriminado, ocurre lo mismo: el 62 por ciento que permanece encerrado, no está juzgado”, indicó el titular de la Procuraduría de Violencia Institucional.

La cantidad de personas detenidas se mantuvo estable entre 2003 y 2007, con alrededor de 50.000 reclusos, pero desde entonces más de 10 mil personas se sumaron al sistema penitenciario, contabilizando actualmente un total de 62.263.