| Mangeri será juzgado por el TOC 9

Se sorteó el tribunal por el crimen de Angeles Rawson

El juez Ríos cerró el expediente y hoy se realizó el sorteo del tribuna que juzgará a Jorge Mangeri, acusado de abuso sexual y homicidio. Falta definir la fecha.

Mangeri ya tiene asignado el tribunal.

Mangeri ya tiene asignado el tribunal.

El juicio por el crimen de Angeles Rawson, la joven de 16 años asesinada en junio pasado en Palermo, por el que está preso el portero Jorge Néstor Mangeri, estará a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal N° 9.

Luego del fallo de la Cámara del Crimen que rechazó la última nulidad de la defensa de Mangeri, el juez de instrucción Javier Ríos elevó a juicio oral el expediente y esta mañana se sorteó el TOC 9, integrado por los jueces Luis García, Fernando Ramón Ramírez y Ana Dieta de Herrero.

La Sala VI de la Cámara del Crimen había confirmado el rechazo al último planteo de nulidad que había hecho la defensa de Jorge Néstor Mangeri, por lo que el portero acusado de asesinar a Angeles Rawson en junio del año pasado, quedó al borde del juicio oral. Esa medida se concretó con el cierre del expediente y su elevación para sorteo, algo que se hizo hoy.

A fines de diciembre, el juez Ríos dio por concluida la instrucción de la causa y en enero tanto los fiscales Asaro y Fiszer como el letrado querellante Lanusse presentaron sus requerimientos para que la causa sea elevada a juicio oral.

La fiscalía pidió que Mangeri vaya a juicio por “abuso sexual seguido de muerte” y la querella por “abuso sexual en grado de tentativa y femicidio agravado”.

Ángeles “Mumi” Rawson (16) desapareció el lunes 10 de junio del año pasado cuando regresaba a su casa del barrio porteño de Palermo y al día siguiente su cadáver fue hallado en el predio de la CEAMSE de la localidad bonaerense de José León Suárez.

Por el crimen fue detenido Mangeri, quien se autoincriminó cuando declaraba como testigo ante la fiscal Asaro, aunque en sus indagatorias posteriores siempre se declaró inocente.

Los estudios de ADN determinaron que había perfil genético del portero debajo de tres uñas de la mano derecha de Ángeles -con un 99,9 por ciento de precisión en el caso del dedo índice-, lo que sugiere que ella alcanzó a rasguñarlo en un intento de defensa.

Una junta médica determinó finalmente que Ángeles murió sofocada y estrangulada por su asesino en una maniobra que no duró más de cinco minutos y antes de que su cuerpo ingresara a la compactadora de basura.

Los mismos expertos concluyeron que Ángeles tenía lesiones paragenitales compatibles con un intento de violación.