| El juicio al ex jefe de la barra de Boca

“Di Zeo tiene menos huevos que una gallina”

Richard Laluz Fernández acusó ante los jueces del tribunal oral a Rafael Di Zeo de haberlo mandado a matar dentro del boliche Cocodrilo. Desde entonces anda en silla de ruedas.

Laluz Fernández quedó paralítico tras el ataque.

Laluz Fernández quedó paralítico tras el ataque.

Por Ignacio Ramírez. “Verlo enfrente mío a Di Zeo y que no me mire, después de todo lo que hice por él. Pelearme, me agarré a tiros. El sabe lo que hice. Se maneja con mucha gente para meter miedo. Un cobarde que se esconde en los baños”, dice Richard “El Uruguayo” Laluz Fernández, quien acusa directamente al sindicado ex jefe de barra brava de Boca Rafael Di Zeo por ser el instigador del intento de homicidio en su contra. Finalmente Laluz Fernández declaró en el juicio. “Él ordenó que me dispararan. Me quiso matar”, contó el barra en su declaración testimonial ante el Tribunal Oral en lo Criminal N° 1. Laluz Fernández anda en silla de ruedas desde que fue atacado a tiros en el boliche Cocodrilo. Aseguró que el día que recibió los disparos a quemarropa por la espalda, el 12 de marzo de 2011, “Di Zeo le dio la orden de disparar a Hugo Melo, Alias Polilla, que tenía una 9 milímetros. La 12 me quiso matar, estaba planeado. Yo le molestaba a Di Zeo y a los que están ahora por eso me querían matar”, señaló durante el juicio oral. El  Rafa comenzó a ser juzgado como supuesto instigador del intento de homicidio de “El Uruguayo”  en el interior de Cocodrilo, el boliche propiedad de Omar Suárez. En el mismo juicio se acusa a Hugo “Polilla” Melo –en prisión- de ser el autor material de los disparos. El día del tiroteo, los hermanos Di Zeo y otra veintena de barras estaban festejando el cumpleaños de Rafa cuando Laluz llegó al lugar en musculosa y ojotas.Sin mediar palabras, cinco tiros fueron ejecutados contra el Uruguayo. Durante el proceso oral, primero se desarrolló la reconstrucción formal del intento de homicidio en Cocodrilo, donde El Uruguayo detalló como se produjo el ataque ese 12 de marzo cuando quedaría en silla de ruedas a raíz de los tres disparos que recibió de los cinco que le tiraron. Laluz señaló donde estaban ubicados en el boliche nocturno tanto el Rafa como los barras que lo acompañaban. A su vez, recordó que sobrevivió a los impactos de nueve milímetros ya que la distancia del agresor no superaba el metro porque el proyectil no llegó a tener el recorrido necesario para hacer un daño mayor. La declaración de Richard apunta a que lo atacaron apenas se dio vuelta, luego de discutir con Fernando Di Zeo, hermano del Rafa. Para luego identificar en su declaración a los hermanos Di Zeo, y al supuesto autor material de los balazos, “el Polilla” Melo, aclarando que Topadora Kruger, Diego Rodríguez y Tyson Ibáñez  eran algunos de presentes en el teatro de los hechos.

Este es el tercer juicio que enfrenta Di Zeo.

Este es el tercer juicio que enfrenta Di Zeo.

Luego ya en sala de juicio El Uruguayo declaró que en la fatídica noche fue a buscar a Rafa para hablar sobre asuntos vinculados a internas en la barra brava pero al llegar le dijeron a los gritos que se fuera. “Andate, con vos está todo mal”. Al momento de hacerlo le tiraron a traición por la espalda para luego golpearlo ya tendido en el piso con tres impactos de bala. “Di Zeo es una lacra y una basura porque mandó a otros a que me dispararan por la espalda. Ni siquiera se animó él a enfrentarme. Tiene menos huevos que una gallina”, indica el Uruguayo, en el tercer juicio oral contra Rafa Di Zeo: en 2005 fue condenado a cuatro años y tres meses de prisión por la agresión a hinchas de Chacarita en un partido amistoso del 99 en “La Bombonera y en el 2012 fue absuelto en un juicio por el delito de asociación ilícita junto a otros integrantes de la hinchada.


Compartir: 
Etiquetas:  , ,