| Tema del día

Para combatir la corrupción: la policía municipal autónoma

Por Ignacio Ramírez.

Prostitución, autopartes, juego clandestino, narcotráfico, venta ambulante, son algunas de las actividades ilícitas que posibilitan la corrupción y las arcas de la mafia policial. Iniciativas de nuevos intendentes de la provincia, junto con legisladores que estrenaron bancada, son los motores de la nueva policía municipal que tratará de mejorar la seguridad local, dar mayores elementos preventivos para combatir el delito y los negocios espurios de las fuerzas de seguridad. La descentralización de las fuerzas es casi una realidad.

La provincia de Buenos Aires quiere combatir la corrupción con la creación de policías municipales o comunales en los distritos. De los cuatro proyectos que fueron presentados en la Cámara Alta bonaerense, la presidencia del Senado unificó las iniciativas denominando el proyecto como la creación de la  Policía de Prevención Comunal. Donde las fuerzas de seguridad responderán al gobierno local, pero con el apoyo económico de la gobernación. Existen pruebas pilotos desarrolladas en el conurbano: Ezeiza, Hurlinghan, La Matanza, Lomas de Zamora, Morón, San Isidro, San Martín, San Miguel, Tigre entre otros.

Las policías municipales son controladas por los intendentes locales.

Uno de los proyectos lo presentó el diputado Marcelo Saín (Nuevo Encuentro), ex viceministro de Seguridad bonaerense y ex interventor en la Policía Aeroportuaria. La iniciativa prevé un control orgánico y funcional por parte de los intendentes sobre la policía. La conducción de la fuerza de seguridad estará a cargo del jefe comunal quien dispondrá de ascensos, designaciones y aumentos de sueldo.

“Hoy tenemos un sistema hipercentralizado de seguridad que es obsoleto, que genera problemáticas en el ámbito local. La policía municipal es para distritos grandes, con capacidad administrativa, económica e institucional de conducir nuevas burocracias”, reconoce Saín, quien destacó que los efectivos de Policía Comunal deben ser autónomos del ministerio de Justicia y Seguridad.

La segunda iniciativa  fue presentada por el gobierno provincial y transcribe el modelo de policías comunales que existe en el interior de la provincia donde en definitiva la conducción queda en manos del ministerio de Seguridad provincial.

El intendente de Tigre, Sergio Massa, generó el tercer proyecto que en realidad es un mix entre los dos primeros y un cuarto que fue presentó por el legislador provincial del bloque Unión Celeste y Blanco, el ex comisario Guillermo Britos.

También el intendente de Morón, Lucas Ghi, presentó un proyecto Ley de Policías Municipales de la provincia de Buenos. La iniciativa cuenta con el apoyo de foros de seguridad y funcionarios judiciales. El antecesor Martín Sabbatella asegura contar con las capacidades técnicas, operativas y funcionales para mejorar el trabajo policial y poder tener una policía eficiente.

Cinco proyectos, un mismo fin: mejorar la policía, descentralizar las fuerzas y desplazar los negocios ilegales.


Compartir: