| Planteo del fiscal Evers

Piden volver al investigar a Liuzzi por enriquecimiento ilícito

El representante del Ministerio Público pidió desarchivar la causa contra el segundo de Zannini, además reclamó al juez Oyarbide que se aparte del expediente.

Oyarbide suspendió un allanamiento a pedido de Liuzzi.

Oyarbide suspendió un allanamiento a pedido de Liuzzi.

El fiscal federal Patricio Evers pidió hoy “desarchivar” una causa y volver a investigar a Carlos Liuzzi, segundo de la secretaría Legal y Técnica, por presunto enriquecimiento ilícito.

Lo hizo mediante un escrito presentado ante el juez Norberto Oyarbide, a quien además le pidió que se aparte de esa investigación, porque el magistrado reveló que el funcionario lo llamó para suspender un allanamiento en una financiera.

Evers solicitó que un juez “disponga el desarchivo del mencionado expediente a los fines de que se reanude la investigación en relación al presunto incremento patrimonial injustificado de Liuzzi”.

La denuncia contra Liuzzi, segundo de la secretaría Legal y Técnica, daba cuenta que el funcionario incrementó su patrimonio en 38 veces “desde su ingreso a la función pública”.

En su requerimiento el fiscal se basó en distintas informaciones periodísticas en donde se da cuenta que Liuzzi “habría incrementado injustificadamente su patrimonio desde el 2003 a la actualidad”.

“Resultaría oportuno desarchivar el expediente y reactualizar el análisis de los sucesos allí investigados”, agregó el fiscal.

No obstante, Evers planteó que por una “cuestión de decoro”, Oyarbide debe apartarse pues él mismo reconoció en el marco de otra causa que el funcionario lo llamó ante una irregularidad que se estaba dando en un allanamiento, y él accedió y suspendió el operativo.

Asimismo, Oyarbide y Liuzzi fueron denunciados a partir de este último episodio, por el que el magistrado reconoció que frenó un allanamiento en la financiera Propyme a partir del llamado del funcionario.

En ese procedimiento, según el dueño de la financiera Guillermo Greppi, los policías de la Difoc le pidieron un soborno de 300 mil dólares para dejar sin efecto el operativo y aclararon que lo hacían en nombre del juzgado, hecho que ahora también se investiga.


Compartir: