| En Flores

Murieron un policía y un delincuente en un tiroteo

El agente de la Federal quiso arrestar a dos asaltantes que habían robado a un taxista. Uno de los ladrones comenzó a disparar cuando les dio la voz de alto.

Un policía federal fue asesinado anoche de un balazo cuando intentó detener a dos delincuentes, uno de los cuales también murió a raíz del enfrentamiento, que acababan de asaltar a un taxista en el límite entre los barrios de Caballito y Flores.

Fuentes policiales aseguraron que el hecho ocurrió cerca de las 21 en la avenida Rivadavia y Curapaligüe, en esta Capital Federal, y el policía baleado murió cuando era trasladado al Hospital Piñero.

Según los investigadores, todo comenzó cuando dos hombres que venían a bordo de un taxi, asaltaron al chofer, lo amenazaron con un cuchillo y un arma de fuego y le robaron toda la recaudación.

Al llegar a la calle Curapaligüe y Rivadavia, los delincuentes obligaron al chofer a detener su marcha y se bajaron del auto con intenciones de escapar.

Sin embargo, según las fuentes policiales, el taxista vio al policía de la comisaría 38a. que se hallaba allí de consigna, vestido con su uniforme, y le dijo que esos hombres que se alejaban lo acababan de asaltar.

Ante esa situación, el policía se acercó a los asaltantes y les dio la voz de alto, pero los delincuentes intentaron escapar y uno de ellos comenzó a dispararle al efectivo.

“Se escucharon al menos cinco disparos. Había mucha gente caminando por el lugar, ya que es una zona de muchos comercios y en la esquina hay un restaurant que en ese momento tenía mucha gente en el salón”, dijo un vecino.

Como consecuencia del tiroteo, uno de los asaltantes cayó muerto a los pocos metros, mientras que el efectivo policial recibió un balazo en la zona del cuello y fue trasladado por personal del Servicio de Atención Médica de Emergencias (SAME) hasta el Hospital Piñero, adonde ingresó muerto.

El efectivo asesinado tenía 26 años, era casado y tenía dos hijos, dijeron las fuentes policiales. Según los pesquisas, el otro delincuente huyó del lugar del hecho a la carrera.

En tanto, la causa quedó en manos del fiscal de instrucción 44 porteño, Pablo Recchini, quien convocó a personal de Gendarmería para realizar los peritajes.


Compartir: 
Etiquetas:  ,