| En los tribunales de Comodoro Py

Arrancó el juicio oral por la tragedia de Once

Está previsto que declaren 350 testigos. Hay 29 imputados, entre empresarios y ex funcionarios. Dos de los grupos de familiares desistieron de participar como querellantes.

El motorman es uno de los acusados.

El motorman es uno de los acusados.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal Dos (TOF2) comenzó ayer con el juicio por la causa en la que se investiga la denominada “tragedia de Once”, en la que está previsto que declaren alrededor de 350 testigos.

En la sala de audiencias de los tribunales de Comodoro Py 2002, de esta Ciudad, los camaristas Rodrigo Giménez Uriburu, Jorge Alberto Tassara y Jorge Luciano Gorini comenzaron el debate por el siniestro ocurrido el 22 de febrero de 2012, cuando un tren de la línea Sarmiento colisionó con la cabecera del andén dos de la estación terminal “Once de septiembre” y provocó la muerte de 51 personas.

Durante la primera jornada se dio lectura a la acusación formulada por el fiscal Federico Delgado contra los 29 imputados, que ayer se sentaron juntos por primera vez en la sala de audiencias.

Entre los acusados se encuentran el motorman Marcos Antonio Córboba, los exsecretarios de transporte Juan Pablo Schiavi y Ricardo Raúl Jaime y los empresarios Sergio Claudio, Roque Ángel y Mario Francisco Cirigliano.

Marcelo Calderón, Carlo Michele Ferrai, Carlos Lluch, Sergio Tempone, Jorge Álvarez, Guillermo D’Abenigno, Jorge De los Reyes, Alejandro Lopardo, Carlos Pont Vergés, Daniel Rubio, Víctor Astrella, Oscar Gariboglio, Francisco Pafumi, Pedro Rainieri, José Doce Portas, Antonio Luna, Pedro Ochoa Romero, Laura Ballestero, Antonio Suárez, Miguel Werba, Daniel Lodola, Luis Ninoná y Antonio Sicaro también integran la nómina de imputados.

Los magistrados dedicaron la primera jornada a la lectura del requerimiento de elevación a juicio en el que se imputó a los enjuiciados los delitos de descarrilamiento culposo, agravado por muerte, y defraudación, en perjuicio de 51 víctimas fatales y 789 lesionados.

Ayer se produjo una noticia de alto impacto horas antes del comienzo del proceso oral: renunciaron a ser querellantes dos de los cuatro representantes de los damnificados, las querellas encabezadas por Marcelo Parrilli y María del Carmen Verdú, así como la que lideraba Miguel Angel Arce Ageo. Todos ellos decidieron aceptar un acuerdo económico.

De esta forma del lado de la acusación quedará el fiscal Fernando Arrigo, asistido por otros tres fiscales, y las querellas, una encabezada por Leonardo Menghini, que representa a la familia de Lucas, encontrado muerto dos días después del accidente en la cabina de conducción del cuarto vagón, y la otra, a cargo del abogado Gregorio Dalbon, quien estaría también por llegar a un acuerdo.

Después de la primera jornada, que no deparó mayores novedades, el debate pasó a un cuarto intermedio hasta la semana próxima. Está previsto que haya dos jornadas de audiencias por semana.


Compartir: