| Noticias

Villa Lugano: el juez dispuso el desalojo inmediato del predio

Algunos vecinos anunciaron que resistirán la orden.

Algunos vecinos anunciaron que resistirán la orden.

El juez contravencional Gabriel Vega decidió hoy el desalojo “inmediato” del predio del barrio porteño de Villa Lugano y encargó el operativo a la Fiscalía General para que determine qué fuerza desocupará el lugar en forma pacifífica.

El procurador general de la Ciudad, Julio Conte Grand, presente en la audiencia judicial, informó que el juez decidió el desalojo del lugar, donde primero serán retirados los niños.

Conte Grand dijo que en la audiencia “el juez notificó que ha hecho lugar al planteo del Ministerio Púbico Fiscal al que adhirió la Procuración General en representación de la Ciudad”.

De esta manera, dispuso “el allanamiento del predio ocupado, el desalojo encargándole el operativo a la Fiscalia general, con la utilización de las fuerzas que crea pertinente a los efectos que la desocupación se realice en términos pacíficos, del que primero saldrán los niños”.

Conte Grand señaló que “la medida se va a hacer efectiva en forma inmediata, en cuanto estén las fuerzas para concurrir al lugar y llevar adelante la medida”.

“El juez ordenó la intervención de distintas áreas del gobierno de la Ciudad para garantizar y proteger los derechos de los niños, niñas, adolescentes, personas con discapacidad y de cualquier grupo minoritario”, agregó.

Asimismo destacó que el juzgado quiere que el operativo “sea disciplinado y ordenado” y que “la idea es que se realice de forma inmediata para que se pueda concluir en horario diurno para evitar dificultades en el lugar”.

La Defensoria General de la Ciudad planteó un recurso de apelación a la medida, informó el procurador y señaló que “el juez ha resuelto que el recurso sea concedido, pero sin efecto suspensivo de manera que la medida se va a hacer efectiva de forma inmediata”.

El predio, ubicado en avenida Fernández de la Cruz y Pola, fue ocupado el lunes último por más de 200 personas, algunas de las cuales aceptaron irse y otras decidieron continuar con la ocupación.

Ayer a la tarde más familias se sumaron a la toma y, según los representantes de los vecinos son unas 500 las familias que se resisten a dejar el predio.

Luego de conocerse la decisión del juez uno de los ocupantes aseguró a la prensa que van “a resistir sin generar ningún tipo de violencia, de acá no se mueve nadie”.


Compartir: