| Noticias

Rematarán con una base de 4 millones el departamento del caso Cóppola

En un edicto publicado este lunes 17 en el diario La Nación se anunció el remate de un lujoso departamento ubicado sobre la avenida Libertador, perteneciente a Diego Armando Maradona y actualmente ocupado por Guillermo Coppola y su mujer. El inmueble será subastado el 27 de febrero, a partir de una disposición del juzgado comercial número 23, dirigido por María José Gigy Trainor, a pedido del Banco Central en un  juicio contra el empresario y el ex futbolista que se inició hace más de una década.

 

El depto está ubicado en el piso 10 de un edificio de la avenida Libertador al 3500, tiene tres dormitorios, un living comedor, baño, cocina, cochera, dependencia de servicio. Su superficie es de 326 metros cuadrados.

 

El departamento, que se encuentra en perfecto estado, puede ser visitado los días 21 y 24 de febrero entre las 10 y las 12. Como indica el edicto, si bien el departamento pertenece a Maradona actualmente está siendo ocupado por Coppola, junto a Korina Juarez y su hija.

 

La base del remate es de 4.188.000 pesos.

 

Este es el departamento que en octubre de 1996 fue el escenario inicial del “caso Coppola”. Allí la policía “encontró” una bolsa con 405 gramos de cocaína adentro de un jarrón. El allanamiento había sido ordenado por una causa en la que se investigaba a una presunta organización narco, de la que se sospechaba que el representante de Maradona era cabecilla. La investigación pasó por manos de una decena de jueces y se mudó cuatro veces de juzgado. Los implicados, investigadores y testigos, desfilaron por la televisión. El juez Hernán Bernasconi se puso al frente de la investigación y designó al principal Daniel Diamante como agente encubierto. El supuesto informante policial dio una lista de sospechosos famosos que incluía, además de Cóppola, al animador Marcelo Tinelli, a empresarios como Carlos Ferro Viera o Carlos Fazzari y hasta al cantante Luis Miguel. Luego, y a pedido del abogado Mariano Cúneo Libarona, defensor de Cóppola, las testigos Samantha Farjat y Julieta Lavalle se presentaron ante el juez federal de San Isidro Roberto Marquevich y confesaron que Bernasconi las había obligado a incriminar a Cóppola y a dejarle la cocaína. La causa quedó nula.


Compartir: