| Noticias

Un cliente murió de un paro cardíaco tras un robo en una financiera en Quilmes

Tres delincuentes asaltaron una financiera de la localidad bonaerense de Quilmes y, tras escapar con unos 15.000 pesos, un cliente del local murió presuntamente por problemas cardíacos, informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió este mediodía en un comercio situado en Alem 76, pleno centro quilmeño, en la zona sur del conurbano, donde se encontraban dos empleados que atendían a un hombre de entre 70 y 75 años.

Fuentes policiales informaron a la agencia Télam que tres delincuentes llegaron al lugar en un auto, descendieron del mismo e irrumpieron en la financiera con fines de robo.

Uno de los asaltantes estaba armado y amenazó a los empleados para que entregaran el dinero de la recaudación, tras lo cual los ladrones se apoderaron de unos 15.000 pesos en efectivo, dijeron los informantes.

Según las fuentes, con el botín en su poder, los delincuentes huyeron en el mismo auto en el que habían arribado, mientras que las víctimas alertaron del hecho a la Policía.

Por su parte, el cliente quiso retirarse del local pero cayó desvanecido en la puerta y cuando llegó el servicio de emergencias ya estaba muerto.

Un jefe policial explicó a Télam que los médicos advirtieron que el fallecido presentaba una cicatriz de vieja data compatible con la de una intervención quirúrgica de corazón, por lo que estiman que el hombre padecía problemas cardíacos y que esa fue la causa de su muerte.

De todos modos, los pesquisas aguardan los resultados de la autopsia para confirmar la mecánica de la muerte, aunque descartan que haya sido producto de una agresión de los delincuentes que no efectuaron golpes ni disparos.

En tanto, los investigadores establecieron que la financiera asaltada, con un frente totalmente vidriado que da a la vereda, no cuenta con cámaras de seguridad ni vigilancia privada.

El hecho es investigado por el personal de la comisaría 1ra. de Quilmes, bajo directivas del fiscal Jorge Saizar, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 de ese Departamento Judicial y quien caratuló el hecho como “robo y averiguaciones causales de muerte”.


Compartir: