| Noticias

Autor del robo del siglo abrió una joyería en Uruguay

Vitette Sellanes fue expulsado de la Argentina a Uruguay.

Vitette Sellanes fue expulsado de la Argentina a Uruguay.

Mario Vitette Sellanes, el hombre condenado por la Justicia por ser el ideólogo del llamado robo del siglo, el asalto a la sucursal del Banco Río de la localidad bonaerense de Acassuso, abrió su propia joyería en Uruguay.

“Hay tiempo de robar y hay tiempo de trabajar. Este es tiempo de trabajar”, expresó Vitette Sellanes, meses después de haber sido expulsado de la Argentina tras cumplir la mitad de su condena por el cinematográfico golpe cometido en 2006.

Según informó el sitio uruguayo “Subrayado”, Vitette Sellanes inauguró el viernes la joyería a la que le puso el nombre de Verde Esmeralda, en un local lindero a una casa de cambios, en la localidad uruguaya de San José de Mayo.

“Lo primero que dijeron acá los vecinos chusmas es que alquilábamos esto a mi nombre para robarlo. Pero puedo asegurar que yo tengo mucho más dinero que el que tiene el Abitab”, se ufanó en alusión al establecimiento cambiario.

Vitette Sellanes consideró que si su joyería fuera robada “sería como sacarle la pelota a Maradona de entre las piernas”.vSiempre con ironía, admitió el posible origen ilícito del dinero que invirtió para abrir su negocio: “Puede ser sí. ¿Por qué no me lo sacan, por qué no me abren una causa por enriquecimiento ilícito?”.

“Ahora es mío, es lícito, chau”, añadió el llamado “hombre del traje gris” respecto a esa cuestión.

El 13 de enero de 2006, un grupo de delincuentes que integró Vitette Sellanes, ingresó a la sucursal del banco Río y luego de tomar de rehenes a 23 personas, escapó con el dinero que había en 143 cajas de seguridad por un boquete en la pared hasta un túnel subterráneo que desemboca en el río, y luego salió por una alcantarilla.

En esa ocasión el botín robado ascendió a 19 millones de pesos y a los pocos días varios de los ladrones fueron detenidos y años más tarde condenados a prisión.

Vitette Sellanes fue condenado a 21 años y medio de prisión, pero en agosto pasado fue liberado y expulsado para siempre de la Argentina, bajo la figura del extrañamiento, que forma parte de un convenio con Uruguay.


Compartir: